"Sólo nos queda levantarnos" 'Los Calamidades', charanga local, hicieron bien su trabajo

  • Antonio Tapia extrae lo positivo del choque, que a su juicio se perdió por "errores y circunstancias" y valora el hecho de no haber "bajado los brazos" ni "arrojado la toalla" en la segunda parte tras ir cayendo por 3-0El partido salió loco, como el tiempo, y a río revuelto... 'na de na'

Últimamente va siendo cada vez más habitual oír coplejas populosas y populares como 'Paquito el Chocolatero' y similares en partidos de fútbol, y en tardes gélidas como la ¿primaveral? de ayer en Albacete hasta se agradece que unos tipos den color al ambiente con el bombo, los platillos y las trompetas. Pues eso, que la nota con las alineaciones pregonaba antes del partido que amenizaría la tarde la charanga 'Los calamidades', nombre, el de los anónimos músicos, que ayer le vino ni que pintado al partido protagonizado por el Granada 74, que lo mismo que en otras tardes ha tenido a los hados (y hasta a las hadas) de su lado, ayer pareció estar disgustado con todos aquellos que tengan influencia en los inescrutables caminos de la suerte.

Porque, vaya tela. Los centrales regalan lo que nunca (o casi) han regalado, lo que se convierte en los dos primeros goles; Alberto también (menos mal que Alustiza erró con todo a su favor); se resbala Fagoaga justo cuando la cosa, con la expulsión del rival, se estaba enderezando; Ludo saca la mano cuando la primera parte moría y el penalti propicia el tercero... En fin.

Sería irreal echarle toda la culpa a la mala suerte, las circunstancias, que diría Tapia. Las señales que envía el equipo siguen indicando preocupación, pues pese a que el nivel defensivo, salvando el partido de ayer, suele ser alto, el '74' no es capaz de anotar si no es a balón parado, y la sensación que ofrece a sus rivales y a los aficionados es que las ocho jornadas que quedan se le van a hacer muy largas. Y lel próximo es con el Numancia. Hay que espabilar.

"Los errores y las circunstancias". Esos fueron los causantes de la derrota de ayer, según el técnico del Granada 74, Antonio Tapia, quien valoró de forma positiva el hecho de que su equipo "no ha bajado los brazos en ningún momento, pese al 3-0, y hemos estado con opciones de empatar hasta el final". Por su parte, máximo Hernández, técnico local, valoró por encima de todo "la victoria, aunque hayamos pasado nervios al final".

Según Antonio Tapia, a su equipo no le faltó ni tensión ni motivación, sino que no estuvo acertado, sobre todo atrás "Los errores nos han pasado factura". Para Tapia, "en el primer tiempo hemos tenido nuestras opciones, pero nos han marcado muy pronto, y luego las expulsiones han hecho que el partido se vuelva loco".

A juicio del entrenador rojillo, "en la segunda parte hemos sido inteligentes, no nos hemos roto y hemos dado la cara y tenido opciones de empatar hasta el final".

Según el míster, "lo importante es el nivel de juego, hoy ha habido errores y circunstancias, pero nunca hemos bajado los brazos", tras lo que resaltó que "con el 3-0 al descanso cualquier otro equipo habría arrojado la toalla, pero nosotros a base de buen fútbol hemos acortado distancias". Preguntado por lo que queda y por el ánimo actual de la plantilla, Tapia señaló que "como es lógico estamos tristes, pero somos profesionales y tenemos que jugar con la presión. Ahora sólo nos queda levantarnos y trabajar para ganar el próximo partido".

No le llegaba la camisa al cuerpo al preparador local, Máximo Hernández, quien valoró por encima de todo "la victoria, sufrida, pero que afortunadamente hemos conseguido". El técnico local explicó que "en la primera parte hemos jugado bastante bien, pero a raíz del gol de penalti de ellos, nos hemos ablandado, y hemos terminado el partido con mucho sufrimiento".

Hernández arguyó que "en el descanso he hecho mucho hincapié en la importancia de mantener el resultado, porque tengo mucha experiencia y sabía que las cosas se podían complicar, como ha pasado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios