El Tau sufre para despachar al Pamesa

El Pamesa Valencia soñó con protagonizar la sorpresa de la Copa del Rey en el primer asalto por el título del gran favorito, el Tau Vitoria, pero la fortaleza del cuadro vitoriano, liberado de las tinieblas con la eclosión de Tiago Splitter, sepultó la ensoñación valenciana y otorgó un nuevo récord al equipo vasco: ocho clasificaciones consecutivas para las semifinales del torneo.

Dos hombres marcaron la senda de la eliminatoria a golpe de inspiración y buen hacer individual. El georgiano-estadounidense Shammond Williams abrió la puerta de la esperanza para el Pamesa con una eficacia demoledora desde el arco de triples cuando el quinteto alavés todavía desentumecía los músculos y ajustaba las tuercas de la defensa que, tras el amago de infarto esbozado por el base de origen norteamericano (8-20, 7'), redujo el ardor 'toronja' al alimón con Splitter.

El impacto de Splitter empezó a conducir al cuadro valenciano a errores en la selección del tiro y a reducir la brecha del tanteador. El Tau completó un parcial de 14-4 (22-24, 13') y rebasó finalmente al Pamesa a cuatro minutos del intermedio, cuando la racha señalaba un 21-8 (29-28). Desde ese momento, el choque abandonó las marcas personales para entrar de lleno en una confrontación general al más puro estilo copero.

Sólo el serbio Kosta Perovic y sus 217 centímetros siguieron un camino constante y sin baches en esa mitad. Pero la resurrección del Tau ya había echado raíces y poco a poco la diferencia, aunque pequeña, se fue abriendo hasta ganar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios