covirán granada

Toda la maquinaria está engrasada

  • Pablo Pin cuenta con la plantilla al completo para el partido ante el Navarra

  • El equipo viaja hoy a Pamplona

Almazán se dispone a intentar una canasta desde el centro de la pista. Almazán se dispone a intentar una canasta desde el centro de la pista.

Almazán se dispone a intentar una canasta desde el centro de la pista. / álex cámara

Comienza la cuenta atrás. La plantilla del Covirán Granada viaja hoy con destino a Pamplona, donde mañana tiene la oportunidad de poner la guinda a la temporada con un triunfo con el que obtendrá el pasaporte a la LEB Oro. El choque ante el Basket Navarra que bien puede valer un ascenso se disputará en el Pabellón Universitario a partir de las 20:00 horas. Menos de dos horas después se habrá resuelto una incógnita que se ha adelantado una semana gracias a que a la victoria del Covirán ante el Ávila del pasado sábado se unió la inesperada derrota de La Roda.

Durante esta semana el equipo que dirige Pablo Pin se ha ejercitado en la pista del Palacio de Deportes, lo que da una idea de la importancia que en el seno del club nazarí se le ha dado al encuentro de mañana en la capital pamplonesa. Ayer por la mañana se llevó a cabo la última sesión preparatoria, que duró menos de lo previsto inicialmente.

El conjunto nazarí ha preparado el encuentro de mañana en el Palacio de Deportes

La jornada de hoy está destinada al traslado hasta Pamplona. La expedición granadina tiene previsto partir iniciar el viaje en autobús a las ocho de la mañana. Por delante, casi 800 kilómetros y más de diez horas de viaje. La llegada a la capital foral está prevista en torno a la siete de la tarde.

Mañana por la mañana, los jugadores del equipo granadino tomará contacto con las canastas del Pabellón de la Universidad de Navarra, donde a partir de las 11:00 horas los jugadores del Covirán llevarán a cabo una sesión de tiro. Luego, por la tarde, será a las ocho cuando el árbitro principal del encuentro lance el balón al aire.

La mejor noticia para el conjunto granadino es que Pin puede contar con todos sus efectivos. A diferencia de lo ocurrido la pasada temporada, para el importante encuentro de mañana el preparador granadino no sólo no tiene que lamentar ninguna baja, sino que todos sus jugadores están en un buen momento de forma, quizá el mejor en lo que va de una temporada que, si todo va bien, terminará para el Covirán Granada dentro de una semana con un partido intrascendente.

En cuanto a la presencia de aficionados granadinos en Pamplona, se espera la presencia de casi un centenar de seguidores del Covirán en un Pabellón de la Universidad de Navarra que tiene un aforo para unas dos mil personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios