Trabajada victoria del Baza, que mira al tercer puesto

  • En el debut de Bordi, los tantos de Vojvoda y Javi Muñoz otorgan tres nuevos puntos al conjunto de Rafa Muñoz, que acumula ya diez encuentros sin conocer la derrota

Tuvo que trabajar mucho el Baza para conseguir una nueva victoria que le pone a un solo punto de la tercera posición. Y es que los malagueños del Vélez se emplearon a fondo, llegando a realizar en varias ocasiones un juego demasiado duro, que rozó en determinadas acciones lo antideportivo.

Salieron los de Pedro Amador más metidos en el partido, llegando con más facilidad a la portería de Manolo, pero carentes de puntería. Intentó el Baza salir con el balón jugado desde su área, pero el entramado defensivo y la presión que realizaba el contrario no les dejaba circular con facilidad, y aunque tenían más el balón, no conseguían llegar con peligro al área de Ávila, que sólo estaba empeñado en que pasara el tiempo sin encajar un gol. Tuvo que ser otra vez el central y capitán Juan Pablo Vojvoda, el que resolviera el atasco ofensivo del Baza. Cerca del minuto 39, Javi Muñoz centró desde la banda derecha al segundo palo y el argentino sólo tuvo que empujar el balón a la red, ya que consiguió quedar totalmente libre de marca. Un buen momento para meterse en la caseta con ventaja.

Los visitantes tuvieron que salir a por todas en el inicio de la segunda mitad, pero los bastetanos supieron frenar el ímpetu de los veleños, sobre todo del que fuera jugador del Baza, Tello, que lo intentó pero sin acierto. El Baza era dueño del balón y manejaba el partido, pero no llegaba con claridad hasta que el minuto 70, Gordillo vio la roja directa por una fuerte entrada a Meroño. A partir de ese momento, el Baza maniobró con mayor facilidad y seguridad, anulando por completo a los de Pedro Amador y, como consecuencia, llegaron las ocasiones, la más clara en el 80', en la que Migui Jiménez asistió a Javi Muñoz, pero a puerta vacía lanzó al larguero.

El jugador bastetano se lamentó de su ocasión pero un minuto después, y con los mismos protagonistas, no falló y consiguió el segundo gol, dejando en el suelo al portero y marcando a placer. De ahí al final, el juego de toque de los de Rafa Muñoz gustó a un público entregado que vuelve a soñar con la Segunda División B.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios