El Udinese no 'tendrá' a tantos rojiblancos

  • El club se plantea tras el ascenso hacerse con la propiedad de casi todos los jugadores que firmaron por los italianos

A efectos prácticos la cosa será más o menos igual que esta temporada, pues detrás de las finanzas del Granada CF seguirán los mismos, tanto Gino Pozzo como Quique Pina, pero el ascenso a Segunda División A puede cambiar el régimen contractual de casi todos los jugadores que el pasado verano llegaron al Granada CF vía Udinese, club con el que estamparon su firma y al que oficialmente pertenecen. Esa es la intención de muchos de esos futbolistas y también del propio club rojiblanco, una vez que se ha consumado la primera e irrenunciable parte del proyecto: el ascenso a Segunda A. La nueva categoría permitirá al Granada CF maximizar sus ingresos y la intención es que el presupuesto con el que se acometerá la campaña 2010-2011 sea capaz de soportar el grueso de las nóminas y fichas de la plantilla. De todas formas, el Udinese siempre estará ahí.

Salvo excepciones de jugadores específicos cedidos por los italianos, como pueden ser Nyom, Ighalo o Kitoko; u otros como Dani Benítez, considerados firmes valores para los transalpinos, el resto pasarán a ser oficialmente jugadores del Granada CF.

Muchos de esos futbolistas que conforman la plantilla actual se decidieron a firmar justamente por el respaldo del Udinese. El hecho de que el club granadino se encuentre inmerso en proceso concursal y las dudas que eso generaba en casi todos resultaba una traba para que los pretendidos se decidieran a comprometerse con los granadinos. Con el club ya en Segunda y con unas buenas perspectivas económicas para la próxima temporada, ya no tiene mucho sentido que algunos jugadores -Amaya, Mainz, Cámara, Tariq, Rubén... - sigan perteneciendo a la entidad italiana, con la que firmaron únicamente por ser la mejor opción para que jugaran en el Granada. No obstante, lo más probable es que el Udinese se garantice opciones de compra preferenciales sobre todos aquellos futbolistas que consideren interesantes de cara a próximas temporadas y que pueda, como ha sucedido esta campaña, mantener el régimen de cesión al Granada CF con otros.

Habrá que esperar algunas semanas para conocer las intenciones deportivas del Udinese, que podría reclamar a varios de los jugadores de la actual campaña para realizar la pretemporada con ellos o para cederlos a otros equipos de un mayor caché que el rojiblanco. El caso de Dani Benítez, por el que el Udinese pagó 500.000 euros al Mallorca, es el que está más en la picota tras las buenas prestaciones mostradas por el balear. En situación similar se encuentra tanto Nyom como Ighalo, que también podrían dejar el Granada para iniciar una andadura más ambiciosa. Decidirán los italianos. Los jugadores opinarán, pero sólo eso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios