Urbano cree que sus jugadores están recuperados

  • El entrenaor del Baza es consciente de la importancia del encuentro ante el Lorca

Mucho viento tuvo que soportar en la tarde de ayer la plantilla del CD Baza para poder entrenar en su estadio. El tiempo no acompañó, pero, como comentaba el secretario técnico, Gerardo Guzmán, cuando se retiraba el equipo al vestuario, "esto también nos lo podemos encontrar para jugar el domingo".

Una de las preocupaciones del entrenador, Urbano Ortega, para esta semana era la recuperación anímica de sus jugadores después de venirse de vacío de Melilla, y sobre este trabajo a realizar asegura que "creo que la gente está bien, el lunes hablamos ya de lo que había pasado, hemos ido aclarando algunos detalles, y la gente está bien, están concienciados de lo que nos estamos jugando y están metidos, solo hay que comprobar el entrenamiento del miércoles, que fue muy bueno, y el de hoy -ayer para el lector-, pues a pesar del viento, que siempre es una dificultad grande, la gente ha estado muy metida también".

A propósito de las bajas que va a presentar el Lorca para el partido del domingo, sostiene el míster bastetano que "son gente con experiencia y que, sobre todo Robles, venía jugando más, en el caso de Ramos está teniendo una temporada más intermitente, pero últimamente estaba jugando también; en definitiva, son jugadores de peso en ese equipo y puede ser que les afecte, pero tienen una plantilla de calidad". "En el mercado de invierno han fichado bien y seguro que van a poder suplirlos con garantías", añadió.

Por su parte, el Baza también va a presentar bajas para el choque ante el cuadro murciano, aunque todas por lesión. Roberto Carlos sigue con su proceso de recuperación y habrá que esperar alguna semana más; Jonathan Rey, aunque su lesión es más leve de lo que en un principio podía parecer, tampoco va a estar a punto para este partido; por el contrario, el máximo goleador del equipo, Juan Carlos Belencoso, se está entrenando con mucha precaución para no golpearse la zona de la herida en la que sufrió catorce puntos de sutura, pero si todo evoluciona favorablemente, sí va a poder contar con él entrenador bastetano.

Desde el otro lado, las noticias que llegan son desalentadoras para el cuadro murciano, que atraviesa problemas económicos y que sufrió el saqueo de sus oficinas en la pasada noche del martes. Los cacos se llevaron varios equipos informáticos, documentación y unos 3.000 euros en metálico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios