El Valencia espera la vuelta del lateral Sergio Rodríguez

  • Se ha hecho fijo con Braojos y el club que posee sus derechos desea repescarlo el próximo año

Sergio Rodríguez fue fichado por el Valencia el pasado verano, después de su paso por el Levante, club en el que comenzó a conocer los sinsabores económicos del fútbol actual. El joven lateral, natural de Mérida, no llegó a ponerse la zamarra 'che', pues apenas unos días después de firmar por el club levantino fue cedido al Granada CF. Aquí llegó con la intención de hacerse un hueco en la categoría, crecer como futbolista, gozar de minutos y, en definitiva, hacer méritos. Tras una primera fase de la Liga en la que sólo ayudaba en los entrenos, la llegada de Braojos le abrió las puertas de la titularidad. La marcha de Candela, apenas dos semanas después de que el toledano le diera la oportunidad de jugar en el once, le despejó totalmente el camino, aunque si no lo estuviera haciendo bien, se supone que no se habría asentado. El Valencia lo sigue de cerca y ya le ha dicho que lo quiere repescar.

"A pesar de todos los problemas que estamos pasando, la experiencia está siendo muy positiva. Estoy en un club con una afición de las que hay pocas en esta categoría, en una gran ciudad, y además estoy jugando, así que estoy contento. La lástima es que la marcha del equipo no está siendo buena, y que los problemas económicos nos terminan por afectar", explica el extremeño, quien, a diferencia de casi todos sus compañeros, al menos recibe con regularidad una parte de su sueldo, que le paga el Valencia. "La situación de muchos de mis compañeros es muy mala, ojalá que todo se arregle pronto", afirma, tras recordar que "a mí el Levante me sigue debiendo el 60 por ciento de mi contrato, es una situación muy desagradable".

El talentoso lateral zurdo del Granada CF ha disputado ocho partidos de Liga con la elástica rojiblanca, y esta misma campaña ha tenido la suerte de defender la camiseta de su selección autonómica, Extremadura, que le llamó a finales de año para disputar un partido internacional. La espina que parece tener clavada en la actualidad tiene que ver con la marcha del equipo, que tiró casi todas sus opciones de aspirar a la cuarta plaza en Puertollano. "Ése era el partido más importante, y fallamos. Creo que hay demasiados equipos de por medio y que lo vamos a tener casi imposible, pero bueno, todavía quedan 13 partidos y a ver a qué podemos aspirar", se sincera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios