natación europeos de piscina corta

Vall, récord y a la final

  • La catalana superó dos veces el mejor registro nacional de los 100 braza

La nadadora espñaola Jessica Vall, durante la semifinal de los 100 braza de los Europeos en piscina corta. La nadadora espñaola Jessica Vall, durante la semifinal de los 100 braza de los Europeos en piscina corta.

La nadadora espñaola Jessica Vall, durante la semifinal de los 100 braza de los Europeos en piscina corta. / Nacho Casares / RFEN

La barcelonesa Jessica Vall disputará la final de los 100 braza de los Europeos de natación en piscina corta que se disputan en Copenhague, tras firmar ayer con un tiempo de 1.05,04, nuevo récord de España, la tercera mejor marca de todos los participantes en las semifinales. Vall, que rebajó en 38 centésimas la plusmarca nacional -1.05,42- que ella misma estableció en la preliminares de la mañana, tan sólo se vio superada por la finlandesa Jenna Luakkanen, la vigente campeona continental, y la lituana Ruta Meilutyte, las dos únicas nadadoras que lograron bajar del 1.05

Una brillante actuación que permite a Vall, doble finalista en los Mundiales de piscina larga disputados el pasado verano en Budapest, soñar con lograr hoy la primera medalla de la delegación española en los Europeos.

48,99Segundos. La marca del joven Kliment Kolesnikov, la estrella de los Europeos, en los 100 espalda

África Zamorano, por su parte, concluyó, con un tiempo de 2.06,49 minutos, en octava posición la final de los 200 espalda, en la que se impuso la gran favorita, la húngara Katinka Hosszu.

Zamorano, que no pudo rebajar el tiempo -2.05,89- que firmó en las preliminares de la mañana, se quedó a más de cuatro segundos de la medalla de bronce, que fue para la italiana Margherita Panziera con una marca de 2.02,43 minutos.

Además, el ruso Kliment Kolesnikov reivindicó su condición de rey indiscutible de los Europeos, tras colgarse ayer su tercera medalla de oro, la segunda a título individual, con una nueva exhibición en la final de los 100 espalda, en la que se quedó a tan sólo siete centésimas del récord del Mundo -48,92- del estadounidense Matt Grevers, tras nadar el hectómetro en 48,99 segundos.

Un registro que supuso una nueva plusmarca universal júnior, la cuarta que firma en Copenhague un Kolesnikov que volvió a demostrar que ya ha dejado de ser una brillante promesa para convertirse en toda una realidad, tal y como confirman los tres oros que acumula en estos Europeos, tras sumar a los títulos en los 100 y 200 espalda el triunfo en la final del 4x50 libre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios