Vísteme despacio que tengo prisa

  • Los gestores son conscientes de la necesidad de reforzar el equipo, pero no quieren pagar más de lo necesario por ningún jugador ni echar por la borda operaciones por las urgencias

Verano es la palabra que menos se parece a vacaciones para el director deportivo de un equipo de fútbol, que es algo así como un hombre pegado a un teléfono 24 horas al día. El Granada CF ha incorporado hasta el momento a cuatro jugadores: Tito, Boga, Jon Toral y Gabriel Silva. Andrés Fernández sigue al caer. Será jugador del mañana en breve, hoy o mañana, da igual. Será el quinto refuerzo.

Los dirigentes rojiblancos son conscientes de que el equipo nazarí sigue necesitando fichajes. Muchos más, y de entidad. No hace falta que se lo digan ni Paco Jémez ni los aficionados. Ellos lo saben, y trabajan a destajo para conseguirlo, día y noche, sin freno, sin pausa, pero también sin correr más de lo necesario. Como bien dijo uno de ellos hace poco entre bastidores: vísteme despacio que tengo prisa.

El mercado estival termina el 31 de agosto, quiere decir que esto casi no ha hecho más que empezar. Los encargados de fichar en el Granada, nuevos en el club pero no novatos en la materia, son conscientes de que los fichajes de jugadores importantes no se hacen ahora sino cuando pasen unas semanas, por lo que toca esperar.

En cuanto a operaciones en marcha, a expensas de que la llegada de Andrés Fernández sigue "a punto de concretarse" según desvelan desde la entidad, en el Granada continúan esperando que el Rayo Vallecano se ve medio obligado a abaratar el traspaso del medio Jozabed Sánchez, por el que los madrileños piden los cuatro millones íntegros de su cláusula de rescisión.

Otras operaciones que se encuentran actualmente en punto muerto son las del central granadino Alex Gálvez, quien desde hace algunas semanas ya se encuentra de pretemporada con el Werder Bremen. Tras los primeros contactos sin acuerdo económico entre el club y el entorno del futbolista no se han producido nuevos contactos.

Tampoco ha recibido el Granada respuesta del Almería sobre la petición de cesión del lateral local Antonio Marín, jugador que llegaría para reforzar el filial pero con vistas a integrar en el futuro el primer equipo. El club rojiblanco desea una cesión con opción de compra pero el de la vecina ciudad aún no ha contestado.

Sigue habiendo en el Granada tanta ilusión como cautela con la posibilidad de que pueda recalar en calidad de cedido en la entidad el joven punta inglés Dominic Solanke.

Actualmente está disputando el Campeonato de Europa sub 19 con la selección británica y a su conclusión serán tanto el Chelsea, club al que pertenece, como el propio futbolista los que decidan su futuro.

Desde el Granada mantienen un altísimo interés en su contratación, aunque hay muchos equipos tras él y no será una operación fácil.

También hay "un interés muy real", según afirman desde el club, por el extremo belga Anthony Limbombe, joven jugador de sólo 22 años que actualmente milita en el NEC holandés. La pasada campaña marcó ocho goles y dio dos asistencias en la Liga neerlandesa. Tanto el Hamburgo alemán como varios equipos de la Premier también le siguen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios