Wildeboer, bronce, logra la primera medalla para España

  • El catalán acaba con los registros de Martín López Zubero en una jornada con cinco récords nacionales

El nadador catalán Aschwin Wildeboer fue el gran protagonista de la delegación española en la primera jornada de los Europeos de piscina corta (25 metros), que se están disputando en la localidad húngara de Debrecen, al lograr la primera medalla, el bronce en los 200 metros espalda (1:52.12). Sin embargo, además de por el éxito en forma de metal, la final realizada por el del CN Sabadell será recordada porque significó el final de una de las plusmarcas más antiguas de la natación española, en poder de Martín López Zubero.

Además de la actuación de Wildeboer, la primera jornada de estos Campeonatos trajo la consecución de tres récords de España más, y la decepción de Eduard Lorente, una de las grandes bazas para el medallero. El catalán no pudo defender su título de Helsinki del año pasado en los 50 libres y ni siquiera fue capaz de meterse en las semifinales. Lorente luego se 'desquitó' junto a Borja Iradier, Rafael Muñoz y Wildeboer en el relevo 4x50 metros estilos, donde fueron cuartos, batiendo en dos ocasiones el récord de España. Las otras dos plusmarcas nacionales también tuvieron un mismo protagonista: Rafael Muñoz. El cordobés demostró que puede pelear por las medallas en los 100 metros mariposa tras acceder a la final con el quinto mejor tiempo y dos récords. Mireia Belmonte, que consiguió clasificarse para su primera final europea consiguiéndolo en los 200 mariposa, donde fue séptima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios