Yerry Mina, el primer colombiano que vestirá de azulgrana

Yerry Mina, en el Palmeira. Yerry Mina, en el Palmeira.

Yerry Mina, en el Palmeira. / sebastiao moreira / efe

El zaguero Yerry Mina será el primer colombiano en jugar oficialmente con el Barcelona, donde pondrá a prueba su conocido potencial defensivo, sus relevos y su juego aéreo, gracias a una estatura de gigante (1,95 metros).

Apodado El Obelisco, en el currículum de Mina está su fama de defensa goleador, la cual se constató en su paso por el Palmeiras, donde marcó nueve goles en 48 partidos. Yerry Mina había anunciado su deseo de anticipar su ida al club español, apalabrada para concretarse después del Mundial de Rusia 2018, y, efectivamente, su transferencia fue confirmada ayer, una vez que el Barcelona elevó su oferta hasta el valor deseado por el conjunto brasileño (12,4 millones de euros).

El Barcelona recordó que Yerry Mina es el primer futbolista de nacionalidad colombiana que jugará con el equipo azulgrana, aunque en la historia del club también aparece el nombre de Lauro Gonzalo Mosquera, un futbolista nacido en Colombia, pero que nunca llegó a participar en un compromiso oficial.

Nacido en Guachené, en el departamento de Cauca, Yerry Fernando Mina González, de 23 años, comenzó su carrera como portero, pero dejó la posición de guardameta tras el consejo de su padre. El colombiano se formó en la Escuela de Fútbol de Guachené, donde moldeó su desempeño como defensa. El central debutó con 19 años en la elite del fútbol de la mano del Deportivo Pasto colombiano y en 2014 dio el salto al Independiente de Santa Fe de Bogotá, donde se convirtió en una pieza clave para la conquista de la Copa Sudamericana de 2015.

El buen juego demostrado en el Independiente de Santa Fe fue clave para su fichaje por el Palmeiras, al que llegó en mayo de 2016 y fue uno de los destacados en la conquista del Campeonato Brasileño en 2016.

El nuevo dorsal 24 del Barcelona se ganó el título de mejor zaguero en la liga brasileña en su primer año con el Palmeiras. Desde su llegada al club paulista, Mina se convirtió en el principal baluarte defensivo del conjunto y en 2016 llegó a disputar 15 partidos y marcó 4 goles. El pasado año, el zaguero se lesionó y estuvo fuera del terreno de juego durante casi dos meses, pero aún así disputó 33 partido y marcó 9 goles. Fue llamado para los Juegos Olímpicos de Río de 2016, pero fue baja después de sentir una molestia en la parte posterior del muslo izquierdo.

El acuerdo con el Barcelona convirtió a Mina en la segunda mayor transferencia realizada por el Palmeiras en la última década, tras la venta en 2016 de Gabriel Jesús al Manchester City por 32,7 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios