El adiós de Muguruza

  • La subcampeona en 2015 claudica ante Cepelova, número 124 del mundo Ferrer se hunde ante Mahut

Jana Cepelova, número 124 del ranking WTA, dejó Wimbledon sin la finalista el pasado año, Garbiñe Muguruza, segunda cabeza de serie, a la que derrotó en segunda ronda por un inapelable 6-3 y 6-2.

Con evidentes gestos de que no se encontraba a gusto ante la eslovaca, Muguruza sucumbió en la pista número uno del All England Club en apenas 59 minutos.

Cepelova tomó ventaja en ambos parciales de 5-1. Demasiado riesgo para la española, que no encontraba su sitio en la pista y jugaba sin convicción. Su saque tampoco la ayudó, pues lo perdió en cuatro ocasiones. Y además de sumar cuatro dobles faltas, su derecha se perdía sin rumbo al fondo de la pista.

Pese al tempranero e inesperado adiós de Muguruza, el cuadro femenino de Wimbledon sigue teniendo a una representante española, Carla Suárez, quien remontó ante Denisa Allertova (3-6, 6-2 y 6-1). La próxima rival de la canaria será Marina Erakovic, que superó a Jelena Jankovic por 6-4, 6-7 (1) y 8-6.

La dolorosa despedida de Muguruza no fue la única registrada en el tercer Grand Slam de la temporada. David Ferrer también cayó prematuramente, en su caso ante Nicolas Mahut (6-1, 6-4 y 6-3), número 51 del mundo.

Presionado por las subidas a la red del francés, el de Jávea no estuvo acertado con la devolución, con dos de ocho en oportunidades de quiebre. Tampoco contó con el apoyo de su servicio, con el que sufrió siete roturas.

La misma suerte corrió Nicolás Almagro, al que superó Denis Istomin por 6-4, 7-6 (5) y 6-2). El uzbeco es su bestia negra, pues ante él encadena seis derrotas en las seis ocasiones en las que se han visto las caras y en todas las superficies posibles.

Las únicas alegrías de la Armada española las protagonizaron Albert Ramos y Roberto Bautista.

El primero se impuso a Victor Troicki, vigésimo quinto favorito, por 3-6, 6-3, 6-3, 2-6 y 6-3 en dos horas y 55 minutos de partido.

Por su parte, Bautista accedió a la tercera ronda del torneo sin esfuerzo debido a la incomparecencia de Mihail Kukushkin. El próximo escollo del castellonense será Bernard Tomic, verdugo de Radu Albot (7-6 (3), 6-3, 6-7 (6) y 6-3).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios