Con aficiones así da gusto ver el fútbol

  • Con la innata gracia gaditana, los seguidores del Racing ovacionaron a los dos contendientes y, sobre todo, a Zúñiga, que regresaba a 'su' casa

Ovación al inicio, pitos de desaprobación a los locales al descanso y ovación a los dos contendientes al final. Además, con un cariño especial a Zúñiga, jugador que regresaba a la que fue su casa durante dos temporadas, condición que también atesoraba Ocaña, pero que se perdió el choque por sanción.

El caso es que la afición del Racing Club Portuense mostró un señorío y una compostura fuera de lo normal en la categoría, donde lo usual, o lo que yo he visto hasta ahora, es que el Granada CF sea recibido de uñas y dientes, incluidos en algunas ocasiones los enviados especiales de los diferentes medios de comunicación.

Ayer fue todo lo contrario. Aunque la instalaciones no son las adecuadas para trabajar, como es habitual en casi todos los estadios de la categoría, al menos fueron todo atenciones y facilidades. Un diez para la afición gaditana, que además dejó perlas de su innato salero. "Uff, pisha, este Racing es como mi suegra: no sabes por dónde te va a salir. Unas veces muy bien y otras muy mal", espetó uno para resumir el partido. Otro, desde la grada, gritó al linier: "Ojú, chiquillo, eres más feo que un frigorífico por detrás". Da gusto ver el partido riéndote, sin ser insultado y, como ayer en dos ocasiones, que cuando el equipo visitante marque un tanto hasta te feliciten, en vez de que te miren como si fueras el culpable de que 'Mágico' González se retirara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios