balonmano europeo de croacia

A alisar el próximo camino

  • España afronta el último choque de la fase de grupos ante Dinamarca pensando ya en las semifinales

  • Aginagalde y Guardiola son aún dudas

El sueco Jesper Nielsen intenta el tiro a la portería de Croacia. El sueco Jesper Nielsen intenta el tiro a la portería de Croacia.

El sueco Jesper Nielsen intenta el tiro a la portería de Croacia. / ANTONIO BAT / efe

La selección española tratará de allanar hoy (20:30) su camino hacia las semifinales con un triunfo sobre Dinamarca, en un encuentro que afrontará con las dudas de los pivotes Julen Aginagalde y Gedeón Guardiola.

Pese a que ambos jugadores son optimistas, el seleccionador español, Jordi Ribera, no sabrá hasta el último momento si podrá contar con Aginagalde, aquejado de una lumbalgia aguda, y Guardiola, que sufrió un esguince en el tobillo izquierdo durante el pasado encuentro con Hungría.

España sumó ante el combinado magiar un triunfo que le permitiría acceder, si logra hoy vencer a los daneses en el Varazdin Arena, a la segunda ronda con un total de cuatro puntos, el máximo posible. "Sabemos que ya tenemos asegurados dos puntos, pero eso no debe generar ningún tipo de conformismo, sino todo lo contrario, más confianza y más ambición", señaló Ribera.

Mucho más apurada llega al encuentro, tras su inesperada derrota ante la República Checa, la selección danesa, vigente campeona olímpica, que ha mostrado dos caras diferentes en los dos partidos disputados.

Si ante Hungría los nórdicos exhibieron, pese a la expulsión de su máxima estrella, el lateral Mikkel Hansen, todo el potencial y recursos que los convierten en unos de los máximos favoritos al oro, ante la República Checa los daneses mostraron su cara más indolente.

Hansen, que este año ha perdido protagonismo en su club, el PSG, está alternando en Croacia momentos de juego superlativo con otros de absoluto desquiciamiento, como la infantil exclusión que propició la remontada y posterior victoria del equipo checo.

La labor fundamental será la de los centrales Raúl Entrerríos y Dani Sarmiento, que no sólo deberán generar ocasiones para los extremos y los pivotes, donde Adriá Figueras ya demostró que puede ser un recambio de garantías para Aginagalde, sino además evitar la pérdidas de balón. El juego colectivo y el oficio allanarían notablemente el camino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios