Los americanos meten miedo

La selección de Estados Unidos puso en práctica todo su arsenal ofensivo en los octavos de final del Mundial de Turquía y hundió rápidamente (121-66) a una selección de Angola que se despide con la satisfacción de disputar los octavos ante la gran favorita.

En apenas ocho minutos de juego, los jugadores de Mike Kryzewski disponían ya de una insultante ventaja (29-9) que cumplía con los peores pronósticos de los africanos, que se reafirmaron cuando se marcharon al descanso 27 puntos por debajo en el marcador (65-38).

Durante la segunda mitad, el equipo de Kryzewski continuó atacando sin piedad el aro rival y defendiendo con una intensidad implacable.

Mientras, los angoleños observaban impotentes cómo se escapaban los estadounidenses en el luminoso hasta alcanzar los cincuenta y cinco puntos a la conclusión del partido.

El encuentro supuso para los norteamericanos un mero trámite más, camino de la ansiada final, y no parece que la amplia superioridad exhibida pueda jugarle una mala pasada en los cruces que se avecinan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios