rugby DIVISIÓN DE HONOR B

La aventura sólo dura una temporada

  • El Universidad desciende matemáticamente a Liga Andaluza tras empatar ante el Almería, su rival directo

El partido se jugó sobre un enorme lodazal. El partido se jugó sobre un enorme lodazal.

El partido se jugó sobre un enorme lodazal. / fermín rodríguez / agencia garnata

Una temporada le ha durado la aventura en División de Honor B al Universidad de Granada. En una categoría cada vez más semiprofesionalizada como esta, el modelo de los universitarios parece tener poca cabida. Lo que al final de la primera vuelta parecía una permanencia encarrilada para los arlequinados tornó en descenso al mismo ritmo que su rival de ayer, la UR Almería, invertía en fichajes. El empate en el partido certifica matemáticamente la vuelta a Regional (14-14).

Al Universidad le hacía falta ganar ayer a los almerienses, su rival directo, para así llegar con opciones a la última jornada, en la que también estaba obligado a ganar ante un equipo de mitad de tabla, mientras el Almería jugaba contra el tercero. Eran unas cuentas claras que debían empezar con la primera parte del trato, que era ganar el duelo directo. Y no lo hicieron.

De entrada, el partido se jugó sobre un terreno de juego impracticable por la lluvia. Una ciénaga que en determinados puntos era una piscina. Incluso el club granadino planteó la posibilidad de suspender el partido el sábado, pero la Federación contestó con que el árbitro debía presenciar el estado del campo para tomar una decisión. Y esta fue jugar. El equipo que menos errores de manejo tuviera, y el que supiera cerrar a su favor las acciones de estrategia iba a tener mucho ganado. Y eso pasó en el lodazal de Fuentenueva.

El Almería empezó fortísimo en la melé, mucho más pesada en kilos y talonario, que con el barro echaba para atrás fácilmente al Universidad. Así llegó el primer ensayo a los tres minutos obra del argentino Melián. El segundo, a los 18', del sudafricano Kotze en una jugada de continuación que no pudo parar la defensa. En ataque, el 'Uni' apenas apareció (0-14).

Tras el descanso, el equipo visitante se dedicó a que pasaran los minutos y el Universidad dio un paso adelante. Con la lluvia apretando, los locales empezaron a tener más balón y a atacar más, pero el barro hacía incontrolable el oval. Las caídas y las pérdidas eran constantes y frustrantes. Los cambios mejoraron aún más a los de casa, que se metieron en el partido en cuatro minutos, pero muy tarde. La melé mejoró sobremanera y en un empuje llegó un ensayo de castigo, y luego una jugada de delantera posada por Hitos (14-14). Al 'Uni' le hacía falta un simple golpe, pero una pérdida de balón devolvió la posesión al Almería, que forzó dos golpes de castigo y dejó que el partido muriera para festejar su permanencia. Un mal día para ser aficionado al rugby en Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios