"Hay que centrarse ya en 2013"

  • Alonso aboga por olvidar la polémica con Vettel y trabajar en el nuevo monoplaza

Fernando Alonso (Ferrari) aseguró que considera "inútil" seguir con la polémica suscitada por un posible adelantamiento de Sebastian Vettel con una bandera amarilla en el Gran Premio de Brasil y que el equipo debía centrarse ya en el Mundial de 2013.

El asturiano aseguró que apenas se enteró de la polémica al encontrarse de vacaciones y sin conectarse a internet, pero sabía de la existencia de un vídeo y del clamor existente entre los seguidores de Ferrari por la controvertida acción en la última carrera del año. "Los aficionados pedían una explicación y Ferrari la pidió por carta a la FIA. La respuesta fue que había una bandera verde y no hay más que decir. Estoy de vacaciones y pensando ya en 2013", señaló el español, que añadió: "Estoy encantado por cómo han ido las cosas. Hemos perdido el título por tres puntos, pero creo que hice el mejor Mundial de mi vida. Fue un milagro, carrera tras carrera, lo que conseguimos, pero no hay que dar más vueltas a la bandera amarilla en la carrera de Brasil", afirmó al respecto.

En este sentido, el piloto español insistió en la idea de que el Mundial "no se perdió en Brasil, sino en las carreras de Spa o Suzuka", en las que abandonó en la primera vuelta. El doble campeón del Mundo considera que Ferrari debe centrar su trabajo en mejorar el coche para las sesiones de calificación "para luchar por la pole o salir lo más adelante posible en cada carrera". "Ha sido una temporada perfecta en estrategia, paradas en boxes, salidas y preparación de un fin de semana. Lo único que faltó es, seguramente, la capacidad del monoplaza, que no estuvo al nivel de otros que fueron mejores", explicó el asturiano, que aseguró: "Mejorar las prestaciones del coche es lo más difícil, pero Ferrari es una escudería grande como lo demuestra haber luchado por el título pese a empezar los test invernales a dos segundos de los rivales".

Alonso dijo desconocer las críticas que le han llegado desde Alemania y destacó que sólo encuentra "ánimos por la calle". "El año fue espectacular, con momentos irrepetibles como la victoria en Valencia o Malasia. Estos tres en Ferrari han sido los mejores de mi carrera. Cuando llegué, la gente tenía una opinión sobre mí, más o menos buena. Ahora noto otro tipo de respeto, cosa que no tuve ni cuando gané en 2005 y 2006", destacó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios