Una cita sólo para héroes

  • Oportunidad histórica El Granada aspira a encarrilar el ascenso en la ida de esta noche, partido en el que es fundamental no encajar goles Otra caldera Los Cármenes debe empujar como lo hizo ante el Celta

Comentarios 15

Noventa minutos para cambiar el sino de la historia y entrar con todos los honores por la puerta de la Primera División. Una cita para la que únicamente están previstos en el guión los héroes, aquellos futbolistas capaces de superar la presión que encontrarán en los dos partidos de la verdad para conducir al Granada CF a la élite 35 años después. Desde 1976 no se vive la máxima categoría en Granada. Ninguno de los que hoy se atarán los machos para empezar a dirigir la proa de la nave al éxito había nacido.

La cosa no se terminará hoy, pues quedará el partido del sábado en el Martínez Valero, pero sí puede quedar más que encarrilada, en cualquiera de las direcciones. El factor campo favorece en teoría al equipo que juega la vuelta en su estadio, como se ha demostrado en las dos eliminatorias de semifinales. Sin embargo, tampoco es despreciable la oportunidad de, si salen las cosas y la inspiración está del lado local, dejar el asunto prácticamente finiquitado. El Granada tiene potencial suficiente para lograr un resultado magnífico esta noche, aunque para ello deberá extremar las precauciones, algo que no hizo cuando hace apenas unas semanas visitaron los ilicitanos el recinto del Zaidín. En aquella ocasión el Granada se colocó con dos goles de ventaja por delante, pero después se 'dejó' empatar en dos ocasiones, resultando especialmente sangrante el tanto del 3-3, un regalo hecho bueno por Generelo en la fase de prolongación del partido.

Aquel fue un partido bronco y lo más normal es que ése sea también el sino del encuentro de esta noche, algo que no obvió ayer Fabri en su comparecencia ante la prensa. En teoría el Granada CF tiene muchas más armas ofensivas y superior talento al cuadro que entrena Bordalás, un equipo especialista en sacar réditos de los fallos de los rivales, y que se siente cómodo cuando lleva las cosas al límite del reglamento. Es por eso que se antoja fundamental que los futbolistas más calientes del equipo rojiblanco -especialmente Orellana y Dani Benítez- mantengan la calma y no entren a ninguna provocación, ya sea verbal o en forma de duras entradas. Dani ya cayó en el choque de la jornada 41, y se libró casi de milagro de ser sancionado con más de un partido, tras ser expulsado en una trifulca que también se llevó por delante a Carpio. Hasta nueve futbolistas más de los visitantes vieron cartulina amarilla, justificando el dudoso 'título' que ostenta el cuadro de Bordalás de ser el equipo más tarjeteado del campeonato.

Es casi seguro que Fabri apueste por el mismo equipo inicial que jugó el sábado contra el Celta, la versión más ofensiva de las posibles teniendo en cuenta la ausencia de Geijo, que no está descartado oficialmente, pero sí de forma oficiosa. Collantes estará en el once y Abel Gómez actuará por detrás de Orellana, con Mikel Rico como escudero. No recibir un gol se antoja clave para presentarse en Elche con un buen resultado.

Bordalás sí tiene alguna duda más. Lo lógico es que Héctor Verdés entre en escena en el eje de la zaga, tras cumplir un partido de sanción. Para la media punta, las opciones son Kike Mateo y David Sánchez.

El estadio volverá a reventar y media España estará pendiente del partido. Que nadie se lo pierda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios