"Hemos contrarrestado sus virtudes sin perder nuestra personalidad"

  • Fabri tira de humildad para no lanzar las campanas al vuelo y dedica el triunfo "a los que menos juegan"

Con una sonrisa de oreja a oreja, como no podía ser de otra forma, compareció Fabri ante los medios de comunicación pero con el discurso ya repetido en otras ocasiones de tener los pies en la tierra. Para el técnico gallego del Granada CF, se lograron ayer "tres puntos más en un partido que se nos ha complicó desde el inicio aunque no estábamos jugando mal. Hemos sabido tener tranquilidad porque como le he comentado a mis jugadores en el descanso, era cuestión de tiempo remontar el encuentro como así ha sido".

El lucense tiró de experiencia para, en su discurso, no lanzar las campanas al vuelo teniendo en cuenta que aún quedan treinta partidos. Quizá por ello, Fabri quiso dedicar la victoria a un colectivo de jugadores que no tienen minutos pero a los que valora igualmente consciente de lo que queda por delante y de que, probablemente se vea obligado a contar con ellos en próximas citas. "Felicito a mis jugadores y sobre todo a los que no juegan porque ellos son los que generan que con su esfuerzo durante toda la semana, los que salen al campo de inicio tengan competencia para jugar como hoy [ayer para el lector]. Creo que es momento de acordarse de ellos", recalcó.

Como buen estratega, valoró el trabajo semanal y la información que tenía del rival del que dijo que "sabíamos como jugaba pero también como contrarrestar sus puntos fuertes sin perder nuestra personalidad. Creo que hemos preparado bien este el partido para ganarlo como así ha sido".

Una vez más, volvió a insistir en lo importante del juego colectivo en detrimento de las individualidades pese al gran partido de su delantero Álex Geijo. "Está claro que Geijo ha realizado un gran partido pero ¿que sería de Álex sin el trabajo de todos los demás? Me alegro por Geijo, pero si puede repartirlos mejor. El colectivo está por encima de las individualidades y los egos, si jugamos así, como equipo, aún tendremos más capacidad para crecer".

Informado por las declaraciones de Luis Enrique sobre su equipo, que calificó el mejor de los que se había enfrentado hasta el momento, el entrenador rojiblanco tiró de humildad. "Es un piropo extraordinario el de Luis Enrique, pero en Cartagena también me lo comentaron y perdimos. No somos imparables. Esta categoría es muy difícil y la prueba es lo que ocurrió hace siete días, donde no sabes porqué pierdes pero lo haces. Es cierto que hemos estado bien pero hay que seguir trabajando con humildad y mejorando algunos aspectos".

Por último, quiso defender el juego de su equipo ante las críticas por ser conservador en determinadas fases de la temporada: "Se ha criticado muchas veces que el equipo se mete atrás y no creo que eso sea lo más correcto. De hecho, el Barcelona se ha metido atrás por nuestra presión pero en ocasiones ha podido salir y no se le va a acusar de jugar defensivo. Eso mismo nos ha ocurrido a nosotros y se nos ha criticado pero a veces las circunstancias de este deporte hacen que el rival nos encierre pero no es porque queramos sino porque nos obligan", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios