Hasta que el cuerpo aguante, y más

  • María del Pilar Moleón, la atleta más veterana del Circuito de Fondo de la Diputación de Granada

Poco a poco y con mucha paciencia, María del Pilar Moleón se ha ganado un hueco de honor en el Circuito de Fondo de la Diputación de Granada. Esta atleta, de 68 años de edad, es la veterana de las veteranas -"eso dicen, yo no lo sé", dice con modestia- y un ejemplo de que todo es posible si se le pone empeño y dedicación.

Pilar comenzó a correr como quien no quiere la cosa. Primero fueron largos paseos con su marido, Adolfo Sánchez, luego pequeñas carreras y ahora, con casi setenta años a sus espaldas, compite en pruebas de hasta veinte kilómetros. Y los hace, del primero al último, a la carrera, nada de andar.

"Comencé hace quince años, cuando mi marido dejó de trabajar. Él empezó a andar y yo le acompañaba", recuerda Pilar. "Al principio no podía correr, pero poco a poco, parándome, empecé y ahora hago 21 kilómetros sin parar". La salud se ha aliado con ella en esta afición y, hasta el momento, le han respetado las lesiones. "Como no me duele nada y me gusta, pues sigo".

Su plan de entrenamientos es estricto. Con persistencia ha logrado atesorar un estado de forma envidiable. Cada día, ella y su marido se levantan antes de que el sol salga para comenzar a ejercitarse. A las seis y media ya han terminado la serie de estiramientos y salen a correr. Lo de madrugar no es un problema para esta pareja, más que acostumbrada a este tipo de sacrificios después de toda una vida de trabajo.

Ahora, con más tiempo para ella y sus aficiones y su buena salud, Pilar disfruta de cada prueba del Circuito de Fondo con ganas. "Viajar también me gusta, lo pasamos bien y ya estoy deseando que llegue la próxima", asegura. Tan satisfecha está de su dedicación al atletismo que no duda en recomendarlo a la gente de su edad, aunque sabe que lo suyo es una excepción. "Mis amigas me dicen que cómo lo hago".

Y es que lo suyo promete ser una carrera de fondo. En lo que va de temporada ha participado en las cuatro pruebas que se han celebrado del Circuito de Diputación -hoy tendrá lugar la quinta, en Baza- y Pilar tien muy claro que "seguiré mientras no me duela nada".

Sobre sus resultados deportivos, Pilar cuenta orgullosa que "siempre me traigo un trofeo". Uno de los momentos más especiales de la carrera es cuando recibe el cariño de los demás atletas y sobre todo de su nieta, de 6 años. "Ella me dice, 'abuela, todas las palmas son para ti', y también sube al podio conmigo".

Lo suyo no serán grandes marcas, tampoco es ése su objetivo, pero Pilar recibe en cada una de las pruebas en las que participa el cariño del resto de corredores. "Los que tienen 40 o 50 años me dicen que quieren llegar a mi edad como estoy yo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios