Un duelo entre el presente y la historia

España y Estados Unidos se enfrentan en Gijón en busca de una nueva final de la Copa Davis, en un duelo que enfrenta al equipo más exitoso de la última década con el que más títulos tiene de la competición.

"El conjunto más potente de la historia contra el más potente del siglo XXI. Con eso está todo dicho", dijo el vicepresidente de la Federación Internacional de Tenis (ITF), Juan Margets, en el sorteo de emparejamientos, que deparó un enfrentamiento entre el número uno español, David Ferrer (en ausencia de Rafael Nadal), contra el segundo tenista norteamericano, Sam Querrey, para empezar (12:00).

El conjunto capitaneado por Álex Corretja busca su sexto título en total y el cuarto en los últimos cinco años, mientras que Estados Unidos, el equipo más laureado del torneo, aspira a ganar el número 33. En ausencia del lesionado Nadal, gran tótem de la raqueta, el pronóstico de la eliminatoria se hace mucho más incierto, aunque la impresionante racha de victorias en casa de los locales decanta las apuestas. España no pierde en casa una eliminatoria desde abril de 1999, cuando el Brasil de Gustavo Kuerten venció por 2-3. Desde entonces, el actual campeón de la Copa Davis ganó los 23 choques que disputó en su territorio, todos sobre polvo de ladrillo.

"España es el equipo local y es la favorita. Pero estamos aquí para competir y aprovechar nuestras oportunidades", dijo el capitán del cuadro americano, Jim Courier.

Tras el duelo entre Ferrer y Querrey se verán las caras Nicolás Almagro y John Isner, número diez del mundo. Mañana será el turno de los dobles, donde los estadounidenses tienen su punto fuerte con Bob y Mike Bryan, la pareja más potente del mundo con 12 victorias en Grand Slam. Marcel Granollers y Marc López, que finalmente se recuperó a tiempo de su lesión de gemelo, les harán frente. Ya el domingo se medirán los dos números uno de ambos, Ferrer e Isner, y los número dos, Almagro y Querrey. No obstante, la Copa Davis permite cambios hasta antes de empezar los partidos.

El duelo en Gijón se disputará sobre una pista de arcilla construida en el parque Hermanos Castro, con capacidad para 15.000 espectadores y alabada tanto por españoles como por estadounidenses. Las previsiones meteorológicas hablan de sol para el fin de semana.

El ganador de la serie se enfrentará en la final con Argentina o República Checa. Si gana España, tendrá que jugar en cualquier caso como visitante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios