Se encienden las alarmas en Tenerife

rayo vallecano: Cobeño, Casado, Amaya, Arribas, Coke, Borja, Movilla, Rafa García (Juli, 69'), Armenteros, Trejo (Provencio, 88') y Aganzo (Delibasic,69'). tenerife: Aragoneses, Marc Beltrán (Juanlu, 45'), Pablo Sicilia, Hidalgo (Mikel Alonso, 76'), Beranger, Ricardo, Omar, Melli, Julio Álvarez, Iriome (Bellvis, 69') y Nino. Árbitro: Pino Zamorano (castellano-manchego). Amonestó al local Amaya; y los visitantes Omar, Pablo Sicilia y Melli. Gol: 1-0 (86') Juli. Incidencias: Partido disputado en el Estadio Teresa Rivero ante unos 8.000 espectadores.

El Rayo Vallecano tuvo que esperar hasta los últimos minutos para marcar el gol de la victoria ante un Tenerife que demostró el porqué de su mal inicio de temporada y que se queda con cero puntos por nueve de su rival de ayer.

Tras el pitido inicial, fue el Tenerife el que intentó hacerse con el control del balón pero el Rayo, que explotó desde el inicio la banda izquierda de su ataque, impuso su ritmo de juego en los primeros compases del partido.

El Tenerife se diluyó con el paso de los minutos y el Rayo comenzó a crecer sobre el césped y, en el minuto 7, Trejo, en una internada por la banda, cerca estuvo de adelantar a los vallecanos.

Los locales deshojaban la margarita a la espera del gol y Armenteros, de falta desde la frontal, tuvo la más clara del primer tiempo pero Aragoneses evitó el gol.

Cinco minutos después, en el 28, logró por fin el Rayo adelantarse pero Pino Zamorano, a instancias de su asistente, anuló el gol de Armenteros por un dudoso fuera de juego. Posteriormente, le perdonó la expulsión de Melli por agarrar a Trejo cuando el argentino se marchaba hacia el mano a mano con el meta canario.

El conjunto de Gonzalo Arconada volvió al campo con el objetivo de hilar alguna jugada de peligro e Iriome disparó, en el minuto 59, para que Cobeño despejara la primera ocasión canaria.

El Rayo, por su parte, siguió fiel a su guión y Borja García dispuso de la primera ocasión para los locales con un disparo desde la frontal que se marchó alto.

Juli y Delibasic entraron para intentar traducir en goles el dominio rayista pero el Tenerife, bien plantado, aguantaba las acometidas locales.

Sin embargo, la entrada del ex del Elche dio más profundidad, si cabe, a la banda izquierda local.

La tuvo el Tenerife por medio de Julio Álvarez pero su disparo, desde la frontal, fue repelido por Cobeño y minutos después, en el 86, Borja García se sacó un pase picado para Trejo y el centro del argentino fue despejado hacia la frontal donde Juli, de tiro raso, batió a Aragoneses y terminó con la resistencia canaria.

Hasta el final, los locales no renunciaron al ataque y encerraron a un Tenerife que se marchó de Vallecas con más pena que gloria y que a punto estuvo de sumar un punto que hubiera sido, tras lo demostrado ayer, injusto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios