"Otros equipos ganan con menos"

  • Anquela considera que los suyos hicieron "muchas cosas para vencer" pero que les faltó "un buen remate o último pase", mientras que sobre la afición afirma que "es soberana y puede decir lo que quiera"

Minutos después de escuchar gritos de buena parte de la afición de Los Cármenes pidiéndole su marcha, el entrenador del Granada CF, Juan Antonio Albacete Anquela se presentaba en sala de prensa entero y sereno. Su mensaje fue claro y se resume en tres ideas: su equipo mereció más, tiene fuerza para seguir adelante y está a muerte con sus jugadores.

Anquela explicó en rueda de prensa que su equipo había hecho "muchas cosas para ganar" al Espanyol, justificándolo en que "hay equipos que ganan en Primera División con menos" de lo que los suyos hicieron ayer pero que les faltó "hacer un buen último pase o remate, meter alguna de las ocasiones creadas".

"Como no se metan vamos a sufrir, pero creo en mis chavales", añadió, sin ocultar que "es evidente que hay nervios, que fallamos balones claros que en otras circunstancias no se fallarían".

"Sientes impotencia en algunos momentos por la situación pero creo en mi equipo, los chavales están con muchas ganas de hacerlo bien y seguro que saldremos adelante", añadió el técnico en tono positivo.

Sobre el encuentro ante el Espanyol, también dijo que el dúo Ighalo-El Arabi le parecía "una pareja muy bonita" y que los suyos empezaron el encuentro "bastante bien, creando ocasiones", por lo que se encontraba "bastante contento" por lo que había visto.

También hubo cosas que no le gustaron y apuntó que alguna gente es "más frágil mentalmente y no soporta la presión" incidiendo en que "hay que saber sufrir cuando las cosas vienen mal".

A título individual, explicó que el francés Brahimi, que reaparición tras un par de semanas de baja por una lesión muscular, "no estaba para jugar los noventa minutos" mientras que fue lapidario al responder sobre las jugadas que el público reclamó como penalti a favor de los suyos: "No sé si ha habido o no penalti, me pilla muy lejos, pero sí sé que pitar un penalti a favor del Granada es difícil".

Anquela, como es habitual en él, no eludió ninguna pregunta, tampoco cuando se le preguntó, nada más iniciarse su comparecencia de prensa pospartido por lo opinado por el público: "La afición es soberana y puede decir lo que piense".

"Necesito un agujero donde meterme y aislarme hasta que volvamos a entrenar", apuntó Anquela exponiendo su frustración, aunque, a continuación, dejó bien claro que se siente con fuerzas para seguir adelante con el proyecto y defendió a capa y espada a sus futbolistas.

Anquela dijo que se siente "con fuerzas" y con "mucha ilusión para seguir entrenando" y tiene claro que no cambiará su forma de actuar "ni en las duras ni en las maduras" y que está "a muerte con la plantilla hasta el último segundo del último partido".

"Llevo toda mi vida peleando en el fútbol, desde los 18 años metido en un vestuario y ahora tengo 55 y tengo fuerzas, y tengo claro que lo que tenga que ser será en el fútbol. Solo pienso en lo bonito que es mi trabajo. La ilusión que tengo cada mañana cuando me voy a entrenar está por encima de todo", sentenció.

"Este juego es así, el fútbol no se queda con nada de nadie y espero que nos devuelva lo que nos debe, aunque debe ser pronto por la cuenta que nos trae", subrayó el técnico rojiblanco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios