Fútbol Americano

El español de la NFL que escuchó el himno de EEUU como quiere Trump

  • El jugador Alejandro Villanueva, de los Pittsburgh Steelers, fue el único de su equipo en salir mientras sonaba el himno de los EEUU

  • "Estoy de acuerdo en que debemos hacer algo. Pero no sé si el camino más efectivo es sentarse durante el himno nacional", expresó

Comentarios 1

Cuando todos los demás jugadores del equipo de fútbol americano Pittsburgh Steelers se quedaron el domingo en el vestuario mientras sonaba el himno nacional, un hombre se situó firme mirando a la bandera. Era Alejandro Villanueva, hijo de padres españoles y ex militar, veterano de la guerra de Afganistán. 

El deportista, de 29 años, más de dos metros de altura y cerca de 150 kilos de peso, se ha convertido en una estrella para todos los que, como el presidente Donald Trump, creen que ninguna causa justifica una protesta mientras suena el himno nacional.

El mandatario ha abierto una guerra contra algunos los jugadores de fútbol americano, predominantemente negros, que hincan la rodilla en el suelo en señal de protesta contra el racismo mientras se escucha el himno en el campo antes del arranque del partido.

El viernes pasado llamó "hijos de puta" a Colin Kaepernick, que comenzó hace un año a hacerlo, y a todos los que siguieron el ejemplo del entonces mariscal de campo de los San Francisco 49ers.

Las palabras de Trump abrieron una guerra con la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL por sus siglas en inglés), donde durante el pasado fin de semana fueron muchos más de los habituales los que protestaron con la rodilla en el suelo, entrelazando brazos o quedándose en el vestuario.

Los Pittsburgh Steelers, según medios locales, decidieron no salir al campo mientras sonaba el himno para evitar que sus jugadores pudieran ser objeto de críticas si decidían protestar o no hacerlo, ya que no se habían podido poner de acuerdo en asumir todos una postura como equipo. Pero Villanueva -sorprendiendo a sus compañeros- saltó al campo. 

Su imagen a la salida del túnel -solo frente a la bandera, con la mano derecha en el corazón y el casco sujeto por la izquierda- ha sido publicada en numerosos medios estadounidenses y celebrada en las redes sociales por quienes califican de falta de respeto las protestas.

"Alejandro Villanueva, héroe de la NFL", tituló el conservador Washington Times. En las 24 horas siguientes a la imagen de Villanueva escuchando solo el himno nacional al borde del campo la venta de su camiseta oficial batió todos los récords de la NFL, según ESPN.

El deportista ya expresó sus dudas en el pasado sobre la actitud de Kaepernick, aunque también apoyó la causa del jugador, pese a que algunos medios lo han querido presentar como un antagonista de quienes protestan contra el racismo en el campo y hasta como un hombre de Trump.

"Estoy de acuerdo en que América no es perfecta. Estoy de acuerdo en que hay un montón de problemas con las minorías en este país. Estoy de acuerdo en que debemos hacer algo. Pero no sé si el camino más efectivo es sentarse durante el himno nacional de un país que está proporcionándonos libertad", dijo Villanueva hace un tiempo en una entrevista.

Sus dudas vienen de su pasado militar porque considera que la postura de Kaepernick y quienes lo siguieron en la protesta puede sugerir una falta de aprecio por quienes están desplegados en misiones militares y ponen en riesgo sus vidas por su país. En Estados Unidos, bandera e himno son símbolos sagrados y el patriotismo, uno de los valores más importantes de su sociedad.

Mientras en la NBA juegan conocidos baloncestistas españoles, Villanueva es el único deportista español que lo hace en la NFL.

Llegó en 2014 a los Steelers, donde cuenta con un contrato de 24 millones de dólares. Antes jugó para los Philadelphia Eagles.

El derribador ofensivo, que acaba de celebrar su cumpleaños el pasado día 22, nació en la base naval de Meridian, en Estados Unidos, pero pasó su infancia en el Andalucía, en el sur de España. Luego vivió en Bélgica, donde fue destinado su padre, militar, en dependencias de la OTAN.

Fue en ese país europeo en el que entró en contacto con el fútbol americano. Luego regresó a Estados Unidos, donde se graduó en la academia militar de West Point. Y de ahí pasó cerca de tres años en Afganistán. Su actuación en la guerra en el país asiático le valió ser condecorado con la Estrella de Bronce.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios