Una estrella y un ejemplo para todosValverde y la normalidad en el fútbolLa recompensa al esfuerzo diario

Tras superar sin ceder un set al esloveno Aljaz Bedene, en su estreno en el Abierto de Australia, Roger Federer se detuvo con los aficionados para firmar autógrafos. Es el comportamiento ejemplar de una estrella que de nuevo es candidato al Premio Laureus.

En un mundo de vanidad y poses calculadas, el entrenador del Barcelona, Ernesto Valverde, pone el contrapunto de la normalidad. Ni la nueva lesión de Dembele altera el discurso del técnico, con el que el conjunto azulgrana ha recuperado su sello ganador.

Casi diez años después, Lydia Valentín se colgó la medalla de plata que debió recibir en los Juegos Olímpicos de Pekín. En una ceremonia solemne celebrada en el Comité Olímpico Español, la halterófila española recibió la recompensa a su esfuerzo diario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios