La excusa del Milenario

  • El deporte debe tener un apartado importante, con un catálogo de actividades e infraestructuras

EL proyecto que se está gestando para la celebración del Milenario del Reino de Granada en el año 2013 debe tener un apartado muy especial para el deporte granadino, que ya empieza a frotarse las manos soñando con que, con esta importante excusa, cambiará la fisonomía de la ciudad en materia de instalaciones deportivas, para por fin disponer de unas infraestructuras que palien el déficit existente en la actualidad, y que Granada se sitúe de verdad en el siglo XXI en este aspecto; que llegue de forma palpable la segunda, la tercera y hasta la cuarta modernización, que por lo visto nuestros políticos nacionales, autonómicos y locales no se han dado cuenta de ello (no me voy a referir a infraestructuras generales porque es el mismo cuento, aunque supongo que en 2013 habrán tenido la vergüenza de acabar la autovía a Motril, el metro o la segunda circunvalación).

Ya se ha mencionado la posible candidatura para organizar unos Juegos Mediterráneos, y los que de verdad sí trabajan preparan ya un catálogo de acontecimientos que podría albergar la ciudad de aquí a seis años: el final de la Vuelta a España (arrebatando a Madrid ese privilegio), la celebración de una eliminatoria de la Copa Davis, partidos de diferentes selecciones españolas en diversas modalidades -especialmente la de fútbol- la salida del rally Dakar desde la ciudad, pruebas de la Copa del Mundo de Esquí Alpino y un sinfín de eventos que proyecten Granada a nivel turístico y de difusión internacional y, de paso, aporten un importante retorno económico.

Espero, además, que si se lleva a cabo tal catálogo de actividades no se olviden de potenciar también las más estables. Sería una bonita meta marcarse el objetivo de devolver al fútbol a Primera División o disfrutar con un equipo de baloncesto con el potencial económico suficiente para luchar por estar entre los mejores. El Milenario se puede convertir en la hucha donde depositar nuestros sueños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios