Una medalla con genética españolaLa insistencia es una virtud de oroLa popularidad va por barrios

El curling, ese deporte tan insólito a los ojos de los españoles, hizo un guiño desde Pyeongchang: el jugador de la imagen atiende por Martín Ríos, defiende la bandera suiza en el dobles mixtos y se colgó la plata, pero su padre es un emigrante gallego.

La italiana Arianna Fontana lidera la final de los 500 metros de patinaje de velocidad de los Juegos y de ese puesto no bajaría hasta la meta. Subcampeona en 2014 en Sochi, se colgó su sexta medalla olímpica, la primera de oro en su palmarés y la primera para su país en Corea.

Johannes Hoesflot Klaebo puede pasear por cualquier calle de España que difícilmente van a pedirle un selfie o un autógrafo. Pero ser campeón olímpico de esquí de fondo implica que eres una estrella en esos países donde la nieve y el deporte van de la mano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios