fútbol selección

La nueva guardia, a escena

  • Los recién llegados de Lopetegui buscan consolidarse en su lista

Los jugadores de la selección española, durante su último entrenamiento en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Los jugadores de la selección española, durante su último entrenamiento en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

Los jugadores de la selección española, durante su último entrenamiento en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. / Zipi / efe

España está ante el reto de regresar al podio de selecciones en el Mundial de Rusia 2018, y para ello se encomendó a una mezcla entre la vieja guardia y una nueva generación de futbolistas que deben dar un paso adelante para subir el nivel del combinado.

Los dos próximos amistosos, ante Alemania y Argentina, serán un excelente banco de pruebas para comprobar si veteranos como Sergio Ramos, Piqué o Iniesta tienen una compañía que permita creer en cosas importantes.

Uno de los futbolistas de más talento es Isco, quien sin embargo atraviesa a sus 25 años un momento difícil, pues perdió protagonismo en el Real Madrid, y también el puesto de titular indiscutible.

El seleccionador español, Julen Lopetegui, mantuvo su fe en él incluso en los momentos más difíciles y con el equipo nacional siempre rindió. En muchos momentos pareció hasta liberado.

Una prueba fue el 2 de septiembre del año pasado, cuando Isco lideró el triunfo por 3-0 ante Italia en el partido decisivo de la clasificación. Marcó dos goles y asumió el mando del conjunto español. ¿Estará en condiciones de volver a hacerlo?

Lopetegui también espera mucho de De Gea. Titular ya en la pasada Eurocopa, no brilló en el torneo y la sombra de Casillas se hizo alargada. Consolidado a sus 27 años como referencia en el Manchester United, será otro de los obligados a dar un paso adelante.

Lo mismo sucede con Koke, de 26 años, a quien muchas veces se le acusó de no rendir al mismo nivel en la selección que en el Atlético. Debería ser un apoyo para Busquets, a quien cada vez se le hacen más largas las temporadas por su extenuante esfuerzo.

Otro caso similar es el de Thiago Alcántara, también de 26 años, que a pesar de haber sumado 23 partidos internacionales siempre insinuó más de lo que ofreció. Un tipo de futbolista que necesita España para oxigenar un centro del campo muy veterano.

Mientras, el fútbol español observa con esperanza a Marco Asensio, de 22 años, seguramente el jugador de más talento de la generación más joven. Empezó la temporada como un cañón, luego se desvaneció y en el último mes volvió a enseñar la esencia de su juego.

A Lopetegui le gusta mucho y sin duda será uno de los futbolistas más interesados de que las cosas le salgan bien en los próximos amistosos.

De Diego Costa no se puede decir que pertenezca a la nueva generación, pues tiene 29 años, pero su internacionalidad con España data de hace apenas cuatro. Un periodo en el que generó más debate por su falta de adaptación al juego de la selección que por sus logros. Ahora, tras firmar apenas seis goles en 16 partidos con España, parece dispuesto a asumir nuevas responsabilidades.

En la recámara aparecen otros futbolistas como Odriozola, Nacho, Marcos Alonso, Saúl Ñíguez o Rodrigo, jugadores que deberán aprovechar los dos próximos amistosos no sólo para reivindicar un puesto en la lista definitiva de Lopetegui de cara al Mundial, sino también para demostrar que pueden ser útiles en tiempo presente y futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios