granada b | betis deportivo

Con la obligación de vencer

  • El filial, que acumula cinco jornadas seguidas sin conocer la victoria, se mide mañana al colista en la Ciudad Deportiva

  • Será el primer duelo en casa para un Rafa Morales que no tiene bajas

El granadinista Casi pugna por un balón aéreo en el duelo de ida. El granadinista Casi pugna por un balón aéreo en el duelo de ida.

El granadinista Casi pugna por un balón aéreo en el duelo de ida. / VÍCTOR RODRÍGUEZ / d. s.

Quizás pueda sonar algo aventurado hablar de obligación, por tratarse del segundo partido de Rafa Morales con el filial, pero lo cierto es que el Granada B afronta al derbi chico de mañana (Ciudad Deportiva, 16:00 horas) con el deber de llevarse los tres puntos en liza. Cualquier signo que no sea el del triunfo dejará a su paso cierta preocupación en el seno del hermano pequeño rojiblanco. Tras cinco jornadas seguidas -cuatro de ellas con Morilla- sin conocer la victoria, los granadinistas se miden a un Betis Deportivo con una urgencia tan latente como candente está su calculadora de la permanencia.

Porque a los de Romero le salen las cuentas. Sus opciones de permanencia más realistas pasan ahora mismo por alcanzar a otro homólogo, el Córdoba B: equipo que ahora mismo ocupa la plaza de promoción de permanencia. Sólo tres puntos separan a blanquiverdes (33) de verdiblancos (31). La salvación directa para los de Heliópolis queda a cinco, y la referencia es el Recreativo de Huelva. Pero nada de eso empaña la condición de colista de los sevillanos. Un equipo de entidad claramente inferior a la de los rojiblancos que visita una instalación donde hasta la visita del Real Murcia hace dos semanas el 'B' no sabía lo que era perder.

La derrota en Badajoz del pasado domingo no ha hecho sino confirmar la tendencia a la baja del filial en las últimas fechas. Desde el triunfo en casa ante el Extremadura, el cuadro rojiblanco únicamente ha sido capaz de sumar dos de los últimos quince puntos en juego. Un bagaje muy pobre para un equipo que hace apenas medio mes veía a tiro de piedra el play off de ascenso y que, a día de hoy, tendrá que conformarse con terminar el curso futbolístico 2017-2018 de la mejor manera posible. El cancerbero Aarón Escandell vuelve al once después de perderse el último partido en el Vivero por acumulación de cartulinas amarillas.

Así pues no se esperan ausencias en la convocatoria de Rafa Morales. El de Albolote, eso sí, seguro que ha tomado las debidas precauciones con varios jugadores que, de ver tarjeta, cumplirán ciclo la semana que viene. Son Fran Serrano, Morillo, Andrés García, Jean Carlos y Estrada. Este último, además, lo haría por segunda vez en la temporada; pues ya ha visto amarilla en nueve ocasiones. Todo apunta a que Morales calcará un once parecido al de Badajoz, excepción hecha de Lejárraga que, presumiblemente, volverá al banquillo por la disponibilidad de Aarón.

El filial bético llega sin sancionados en el campo. Sí en el banquillo. El míster José Juan Romero cumple el segundo de sus tres partidos por realizar observaciones arbitrales ante el Marbella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios