El optimismo es un hecho

  • El equipo rojiblanco se marcha esta tarde a Elche con su esperanza intacta y consciente de que, aunque mínima, tiene ventaja · Geijo volverá a ser infiltrado, como Siqueira, y estará disponible.

Fue una noche dura en lo psicológico y a más de un futbolista le costó conciliar el sueño hasta altas horas de la madrugada. Sin embargo, ayer volvió a salir el sol para la plantilla del Granada CF, que se agarra a sus opciones de ascender para comparecer en el Martínez Valero con gallardía, determinación y certeza de pelearlo hasta el último segundo. Será hoy cuando el equipo se entrene por última vez esta temporada, el ensayo definitivo antes de que a las cuatro de la tarde el autobús de los rojiblancos ponga rumbo a Elche. Geijo y Siqueira, tocados ambos, formarán parte de la expedición y a buen seguro que Fabri decidirá llevarse a todos los futbolistas. El momento histórico que se está viviendo, pase lo que pase mañana, invita a hacerlo.

Los mensajes que salieron de la caseta tras el choque de ida no es que fueran especialmente lastimosos. Dolió mucho haber dejado escapar una oportunidad perfecta para encarrilar el ascenso, pero los futbolistas no quisieron obviar que el empate sin goles obtenido, lejos de ser un mal resultado, concede una mínima ventaja al equipo granadino, ya que mañana le vale cualquier empate (el 0-0 para la prórroga y el resto para el triunfo) y cualquier victoria. Sólo quedará eliminado tras los 90 minutos en el caso de que sea superado por el Elche, algo que no ha sucedido en los dos partidos de la Liga regular disputados durante el curso, ya que en el Martínez Valero se registró un empate a cero y en Los Cármenes, igualada a tres.

Ighalo volverá a ser el hombre más adelantado y Álex Geijo no será titular, salvo sorpresa. En función de cómo vaya el partido, el máximo goleador granadinista saltará o no al terreno de juego. La aspiracion máxima es que pueda disputar medio partido completo, aunque lo más seguro es que Fabri no le dé más de media hora, y siempre y cuando el técnico lo estime imprescindible.

El ariete se encontraba ayer muy dolorido, aunque por fortuna el tiempo que estuvo sobre el césped en el encuentro de ida no derivó en ninguna complicación extra a lo dañado ya de por sí que tiene su hombro derecho. Geijo fue infiltrado antes del comienzo del partido y mañana volverá a pincharse. Igual trámite seguirá el lateral zurdo Guilherme Siqueira, por culpa de la contractura muscular que sufre en la parte superior de uno de sus gemelos y que le afecta a la rodilla. Tanto el de Florianopolis como Geijo se sometieron ayer a trabajos exclusivos de recuperación de las zonas dañadas, trabajando tanto en la Mutua como con los recuperadores del cuadro rojiblanco. Hoy ninguno de los dos futbolistos se expondrán un ápice, en el ensayo a puerta cerrada que se celebrará en Los Cármenes y que será la única sesión que le sirva a Fabri para preparar el decisivo partido.

No obsesionan los penaltis, después del cúmulo de errores desde los 11 metros acumulados en los dos últimos partidos. Dani Benítez parece ser el futbolista que lanzaría una hipotética pena máxima en el caso de que el colegiado Miranda Torres la decrete durante el partido. El equipo ensayará hoy los penales. Tendría gracia que el ascenso se dirimiera desde el punto fatídico. Si sucede así, pocos corazones podrán soportarlo. Mañana veremos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios