Un penalti sobre la bocina le otorga al Granada 74 unas tranquilas Navidades

El Granada 74 B respirará con alivio estas fiestas después de superar por la mínima al Adra en Miramar, y consolidarse en lo templado de la clasificación. Los abderitanos, por su parte, han entrado en descenso en la última jornada antes de Navidad. Y lo ha hecho merced a un arbitraje lamentable del colegiado malagueño Gómez Ruiz. No sólo expulsó a tres abderitanos y un granadino, si no que decidió aumentar en seis minutos el tiempo que había decidido prolongar. Así, en el minuto 94, los 'rojillos' se llevaron los tres puntos merced a un penalti transformado por Juanma Ortiz. El colegiado pitó el final justo después del gol granadino, lo que provocó las iras del público almeriense que achacó su derrota al árbitro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios