Por la puerta grande

  • Un fantástico gol de Ighalo catapulta al Granada CF hacia la Primera División tras 35 años · El equipo supera el ambiente en contra y monta el partido que le conviene para alcanzar el éxito

Comentarios 36

La locura. Ésta es la crónica más maravillosa que puede escribir un periodista y se valora mucho más por estos lares después de tantos sinsabores a lo largo de las dos últimas décadas. Faltan palabras para definir lo que el Granada CF logró anoche en el estadio Martínez Valero. Fue el no va a más. Hace menos de dos años que llegó como si viniera del cielo un proyecto encabezado a la par por Quique Pina y Gino Pozzo, y era difícil imaginar que el éxito absoluto iba a llegar tan pronto. Se abandonó rápido la Segunda División B y como un cohete el equipo ya está en Primera. Visto y no visto. Más felicidad deportiva no se puede pedir. Ya podemos decir todos, aficionados, equipo, ciudad, prensa... ¡Somos de Primera!. 

Después de lo ocurrido y analizando con un poco de más frialdad, pese a la emoción con la que se escribe un momento histórico de este nivel, se puede discernir que el 0-0 de la ida era un resultado trampa para el Elche. Y así se pudo reafirmar. Estaba muy claro que un gol del Granada CF en cualquier instantes era como un puñal para los ilicitanos. Ese momento llegó. Se aprovechó un resquicio en la defensa local para imponer una acción de calidad. Dani Benítez vio el desmarque de Ighalo y se la envió en profundidad. El nigeriano, que ya nos ha acostumbrado a actuar con una admirable frialdad, sorteó a Jaime y después aguantó el empuje de los centrales, para perfilarse y disparar cruzado. Fue el misil del ascenso. Un gol que en ese momento ponía en franquicia la eliminatoria y comenzaba a perfilar el salto a la Liga de las Estrellas. 

Han tenido que pasar 35 años para regresar a la élite. Granada se merecía algo así después de tantos sufrimientos. Era algo que no se podía imaginar, pero por fortuna ha llegado de una manera meteórica. Ahora toca disfrutarlo y pensar que en dos meses entre los futbolistas rivales estarán Messi, Cristiano Ronaldo, Xavi, Iniesta... Y en la sala de prensa de Los Cármenes estarán Mounrinho, Guardiola, Manzano.... Más no se puede pedir. 

El partido que valió el ascenso a Primera se desarrolló de la mejor forma para los intereses del equipo de Fabri. No había que ir con prisas, la presión era mayor para los locales. El 0-0 era como si nada hubiera sucedido, como si el encuentro del pasado miércoles en Los Cármenes no hubiese existido. Era el Elche el que tenía que asumir una mayor responsabilidad y eso le vino al Granada CF como anillo al dedo. 

Se sintió tranquilo el equipo, controló las emociones y aguantó la presión de un campo repleto y con los colores blancos y verdes clamando en su contra. La presión fue constante al principio para impedir salir con soltura hacia el ataque. El conjunto granadino se situó de forma perfecta sobre el césped. La idea era no dejar que los ilicitanos llegaran con facilidad a las inmediaciones de Roberto. La disposición táctica defensiva fue la mejor posible. Pese a todo el Elche asustó un poco, aunque más por volcar balones y esperar algún rechace. Esa fórmula no le funcionó en la primera mitad. 

Fueron Orellana y Dani Benítez los que empezaron a dañar el entramado defensivo que había montado Bordalás. Hubo un susto sobre la portería de Roberto, pero de esa alarma se pasó al tanto de Ighalo, que aportó una tremenda alegría en ese instante. Después pudo llegar la puntilla en un contraataque que montó Orellana. El empate se cantó en el Martínez Valero. Fue un gol anulado a Generelo al interpretar el colegiado a instancias de uno de sus asistentes, que había rematado en fuera de juego el rechace de Roberto. Esa acción fue muy protestada entre los seguidores ilicitanos. La primera parte se consumió por fortuna porque el Granada CF lo empezaba a pasar mal. 

Se generaron dos ocasiones para los rojiblancos tras el descanso. Una para Íñigo López y otra para Dani Benítez tras una falta que recibió y despejó Jaime. El Elche comenzó a sufrir al ver que se le iba el ascenso y empujó al máximo. La primera carta que se jugó Bordalás fue introducir a Palanca en el campo. Eso le permitió tener más el balón y hacer más daño por la banda que defendía Nyom. 

El Granada CF siguió fiel al guión que le interesaba. El reloj debía correr lo más rápido posible y tratando de no sufrir demasiado atrás. Pero el Elche apretó con mayor insistencia. Salió Jesús Perera, otro delantero, y se retiró un jugador del centro del campo. Pese a todo el Granada CF pudo sentenciar en dos contras. Los ilicitanos se volcaron. Se reclamó penalti sobre Xumetra. Y fue este jugador el que logró empatar a diez minutos del final. 

Esperaba mucho sufrimiento para el último cuarto de hora. Geijo ya estaba en el campo, aunque le costó mucho encontrar su sitio y fue el Elche el que tuvo casi todo el rato el balón. Óscar Pérez ayudó con su entrada. La tranquilidad la tuvo en sus botas Dani Benítez tras irse Jaime a rematar, pero lo desaprovechó. El final se hizo eterno, pero valió la pena para saborear la gloria.

Ficha técnica 

Alienaciones: 

1 - Elche: Jaime, Carpio, Samuel, Pelegrín (Héctor Verdés, m. 84), Edu Albacar, Xumetra, Mantecón, Generelo, Cristóbal (Perera, m. 64), Kike Mateo (Palanca, m. 53) y Angel. 

1 - Granada: Roberto, Nyon, Iñigo López, Mainz, Siqueira (Rubén, m. 83), Collantes (Oscar Pérez, m. 78), Mikel. Rico, Abel Gómez, Dani Benítez, Orellana e Ighalo (Geijo, m. 70). 

Goles: 0-1, m. 28: Ighalo. 1-1, m. 81: Xumetra. 

Arbitro: Miranda Torres (Comité catalán). Amonestó a los locales Pelegrín, Xumetra, Acciari y Edu Albacar. Expulsó, con roja directa, al entrenador visitante Fabriciano González. 

Incidencias: Partido de vuelta de la final de la promoción de ascenso a Primera División, disputado en el estadio Martínez Valero, de Elche, ante 37.500 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios