fútbol liga santander

Un rescate de tacón

  • Cristiano le da un punto al Real Madrid ante un Athletic bien puesto

El madridista Isco caracolea en presencia del 'león' Raúl García. El madridista Isco caracolea en presencia del 'león' Raúl García.

El madridista Isco caracolea en presencia del 'león' Raúl García. / j.P. gandul / efe

Las paradas del portero al que renunció Zinedine Zidane en el mercado invernal, Kepa Arrizabalaga, permitieron puntuar trece años después al Athletic Club en el Santiago Bernabéu, por delante en el marcador hasta que un taconazo de Cristiano Ronaldo evitó la derrota madridista.

La Liga se ha convertido en una competición incómoda para el Real Madrid. Con todos sus sentidos en el reto mayor de conquistar tres Copas de Europa consecutivas, a su voluntad le faltó acierto rematador ante un inconmensurable Kepa. El portero demostró a su rival que dejó escapar un portero para muchos años.

12Partidos con gol. Cristiano acumula una docena de encuentros seguidos marcando

La poca trascendencia del duelo invitó a un intercambio de golpes de inicio. Los de Ziganda manteniendo el orden y en pie siempre gracias a Kepa. El portero que estuvo a punto de ser madridista exhibió sus virtudes para dejar en el aire el debate sobre la decisión de Zidane, que lo frenó todo.

Si el Real Madrid llegaba desde los costados buscando el remate de Cristiano, el Athletic comenzó respondiendo con ocasiones. La libertad de movimiento de Raúl García encontró espacios entre los centrocampistas y los centrales del Madrid. Su primer pase dejó en buena posición a San José que, con Williams solo para marcar, optó por el tiró raso y se topó con Keylor.

Las llegadas del Real Madrid le hacían merecedor del gol pero tuvo un castigo inesperado. El travesaño repelía un magnífico testarazo de Cristiano. El portugués remata todo lo que no busca Benzema. En una rápida carrera lo intentaba al palo largo pero no encontraba puerta. Kepa ya había parado la primera a Asensio.

Fue cuando llegó el golpe del Athletic. Era el minuto 14 cuando de nuevo apareció un agujero que aprovechó Córdoba. Su pase al espacio lo aprovechó con brillantez Williams que picaba el balón ante Keylor.

Se esperaba la aparición de Benzema. Tardó 26 minutos cuando se anticipaba a la defensa pero no precisaba su remate. La segunda la chutaba desviada ya con el murmullo de la grada por su intrascendencia. No fue el que exigió a Kepa, que corregía una mala salida con reflejos y se anticipaba a pies de Cristiano, para evitar su taconazo de espaldas al arco, tras una jugada de desborde de Lucas.

El Athletic renunció en exceso al ataque pero cuando pudo correr lo hizo con peligro. Raúl García picaba el balón con calidad, pero no caía dentro de la portería. El primer acto lo cerraba Asensio con la jugada del partido. Llegó con velocidad a un pase en profundidad, en la esquina del córner se iba con un reverso, al siguiente defensor lo tumbaba con el cuerpo para salir por el lado contrario y su disparo lo sacaba abajo Kepa con una mano.

Nacía el segundo acto sin el arranque de rabia madridista ni apuros para el Athletic. El protagonismo de Kepa se rebajaba y los de Ziganda pudieron aumentar la brecha. Williams acariciaba el segundo pero Keylor lo evitaba lanzándose para evitarlo al centro lateral, Córdoba estrellaba su disparo en Marcelo, salvador bajo palos, y Raúl García en el travesaño.

El Madrid no encontraba por donde dañar la defensa ordenada del Athletic. Era la hora de pasar al plan b de Zidane con la entrada de Isco, que aportó mayor fluidez, y de Bale, que ni está ni se le espera. El Athletic encerrado ante los impulsos madridistas se le hizo largo el partido. Los minutos eran una losa y cuando Kepa parecía firmar la última buena intervención, respondiendo al disparo de Lucas, llegaba el tanto del empate a tres del final. Modric chutaba con potencia y entre todos, aparecía Cristiano para desviar de tacón la trayectoria del balón, marcar por duodécimo partido consecutivo y salvar a su equipo de la derrota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios