Deportes

Ante un rival que se juega la vida

  • El filial encara el último choque del curso con las bajas de Andrés García y Antonio Marín

El filial rojiblanco todavía no sabe lo que es ganar en casa desde que Rafa Morales ocupa el banquillo. El filial rojiblanco todavía no sabe lo que es ganar en casa desde que Rafa Morales ocupa el banquillo.

El filial rojiblanco todavía no sabe lo que es ganar en casa desde que Rafa Morales ocupa el banquillo. / carlos gil

Jornada de infarto la que se va a vivir desde las 18:00 horas de esta tarde en todos los grupos de Segunda División B. Por arriba y por abajo. Y es que con todo por decidir, y como suele ser habitual en estas fechas, habrá horario unificado para todos aquellos encuentros en los que existe alguna mínima opción matemática para alguno de sus contendientes o para lo que, no teniéndola, podrían condicionar con sus resultados a algún candidato tanto a la lucha por el play off de ascenso, como a la permanencia.

Entre los primeros se encuentra el Granada B. Los rojiblancos no se juegan ya absolutamente nada, pero sí su rival de esta tarde, el Melilla; implicado en la lucha por la promoción de ascenso. Las opciones azulinas pasan por sumar, al menos, un punto más que el Extremadura en esta última fecha del campeonato. No será fácil, pues los azulgrana reciben en el Francisco de la Hera a un Real Betis B ya descendido. Así que el triunfo de los de Almendralejo invalidaría cualquier opción de ascenso de los norteafricanos que, empatando en la Ciudad Deportiva, habrían de esperar una improbable victoria de los de Heliópolis; y ganando les bastaría con unas tablas entre pacenses y sevillanos.

Manolo Herrero no podrá contar con los lesionados Tanis y Nacho Aznar

Las matemáticas ya no cuentan para los de Rafa Morales. El filial lleva varias jornadas virtualmente salvado, e incluso durante muchas de las mismas ha tenido opciones tangibles de clasificarse para el play off. A pesar de todo, no fue hasta la semana pasada cuando certificó su permanencia un año más en el Grupo IV de Segunda División B. Lo habría conseguido perdiendo dados los resultados en otros escenarios, pero es que además ganó en el Santo Domingo por 0-2 a El Ejido, merced a los goles de Andrés García y Nacho Buil. Precisamente el primero de ellos será una de las dos bajas por sanción para el choque de esta tarde en la Ciudad Deportiva. El medio centro fue amonestado en tierras almerienses y cumplirá ciclo ante los de Manolo Herrero. El lateral diestro Antonio Marín representa la otra ausencia para el entrenador alboloteño del 'B' tras ser expulsado precisamente frente a los celestes por doble amarilla.

Para suplir la baja del carrilero accitano, Morales podría tirar de Paco Torres o Eliseo, recuperado para la ocasión tras superar las molestias que le impidieron viajar a Santo Domingo. Otra opción pasaría por colocar a Hao Runze en la banda e incrustar en el centro a al propio Eliseo o a Fran Serrano; si bien parece poco probable. La ausencia de Andrés García la cubrirá precisamente Nacho Buil, que marcó el pasado fin de semana tras ingresar en el campo en sustitución del centrocampista madrileño. Todo lo anterior queda sujeto a una posible revolución en el once a fin de repartir minutos a aquellos jugadores que han gozado de menos a lo largo del curso.

En el Melilla todo es mentalización y concentración para afrontar el trascendental encuentro de hoy. Los azulinos aterrizaron ayer en Granada para llegar totalmente frescos al envite de esta tarde. Manolo Herrero pierde a los lesionados Tanis y Nacho Aznar, emblema del club, aunque recupera a Mahanan -el otro gran baluarte histórico del decano del Grupo IV- y Qasmi. El objetivo de los de la Ciudad Autónoma, saltar al campo como si dependieran de sí mismos. Herrero aseguró el viernes que "somos conscientes de que necesitamos ganar, de lo contrario va a ser imposible". El medio De la Rosa afirmó que "se nos tiene que ir la vida en el partido ante el filial".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios