Fútbol

La copa rota de Ramos se convierte en objeto de museo

  • La Copa del Rey que fue arrollada por el autobús madridista durante la celebración del título se muestra como una pieza más en el Museo de la Federación Española de Fútbol.

La Copa del Rey que se le cayó a Sergio Ramos y fue arrollada por el autobús del Real Madrid en la noche de la celebración del título se muestra como un reclamo más en el Museo de laFederación Española de Fútbol (RFEF), situado en la localidad madrileña de Las Rozas.

Como si se tratara de una exposición de los restos de una batalla deportiva, el trofeo aparece desvencijado y abollado, el recuerdo de un mal momento para Ramos, que en plena euforia dejó escapar de sus manos la copa desde el techo del autobús que recorría la Castellana el pasado 20 de abril.

El trofeo cayó a la calzada desde el piso superior por delante del parabrisas. El vehículo arrastró durante varios metros la copa, que salió bastante dañada del percance, en un percance que, curiosamente, repitió el 16 de mayo en Amsterdam el jugador del Ajax Maarten Stekelenburg con la bandeja que acredita el título de Liga holandés.

ElReal Madrid conquistó la Copa del Rey al derrotar en Valencia al Barcelona (1-0, gol de Cristiano Ronaldo en la prórroga). Fue su título decimoctavo copero y el primero desde 1993.

La Copa, que mide 78 centímetros y pesa alrededor de nueve kilos, cuenta con el escudo sobrepuesto de la Casa de Su Majestad el Rey en plata con baño de oro y su interior está hecho con un baño de oro de ley.

El propietario de la joyería madrileña donde se fabrica el trofeo, Federico Alegre, dijo en esas fechas que "hay un plan b para estos casos", que consiste en hacer una réplica exacta, dado que siempre piensan que "puede pasar algo".

Ramos e Iker Casillas, los dos capitanes del Real Madrid, ofrecieron el trofeo al público del Santiago Bernabéu el 30 de abril, antes del comienzo del partido entre el conjunto blanco y el Zaragoza.

La exhibición de la Copa del Rey que aplastó el autobús del Real Madrid se ha convertido en un objeto de polémica después de que el diario AS publicara el jueves la fotografía en el Museo de la RFEF.

Este diario deportivo afirma que hay malestar en el Real Madrid y cita una fuente del club que indica que nunca pensaron que la copa abollada iba a ser expuesta, como no están las botas y las camisetas rotas que pueden romperse durante los partidos, como por ejemplo, la de Fernando Llorente en el partido del Mundial contra Portugal.

Por su parte Pablo Ornaque, creador del centro expositivo, dice al mismo periódico que la copa rota es "una pieza de museo, que levanta curiosidad y que no tiene un valor peyorativo".

El Museo se abrió al público el 21 de diciembre de 2010 y en sus salas se exhiben camiseta legendarias, balones y otros detalles históricos de los internacionales.

El balón oficial de la primera final de un Mundial jugado en Uruguay en 1930 y la camiseta original que vestía Olivella en la final de la Eurocopa de 1964 que España ganó a la entonces Unión Soviética son algunos de los recuerdos, al igual que la medalla olímpica ganada en Barcelona'92.

La firma de todos los jugadores que lograron el pasado 11 de julio en Sudáfrica la Copa del Mundo, un coche de Alfredo Di Stéfano, las cartas que escribían Samitier o Zamora durante sus viajes y recuerdos del Mundial organizado por España en 1982 son otros de los detalles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios