La selección participará en sus décimos Juegos Olímpicos

  • España no participa desde Sidney 2000, año en que Xavi, Marchena o Puyol consiguieron la plata olímpica.

España participará por décima vez en el torneo de fútbol de los Juegos Olímpicos, una competición donde suma una medalla de oro y dos de plata, alumbradas por jugadores que hicieron época. 

España se ganó el acceso a los Juegos Olímpicos de Londres 2012 al derrotar a Bielorrusia por 3-1 en la semifinal del Europeo Sub-21, que se desarrolla en Dinamarca. 

España conquistó su primera medalla olímpica de fútbol en Amberes 1920, una plata, después de derrotar por 3-1 a Holanda con un combinado que lideraba Ricardo Zamora, uno de los más grandes arqueros de la historia, al que acompañaban colosos como Belauste, Arrate, Samitier, Sabino y Pichichi Moreno. 

Los Juegos de Amberes están ligados a la leyenda del fútbol español. Allí la selección se ganó el apelativo de «Furias Rojas» por su indomable coraje, subrayado en la frase "Sabino, a mi el pelotón que los arrollo a todos", gritada por Belauste. 

El éxito de Amberes alimentó el optimismo de París 1924, pero España cayó en la primera ronda ante Italia, con una derrota por un gol a cero, anotado por Vallana en propia meta en el minuto 87. 

Amsterdam recibe a los olímpicos en 1928. El fútbol había sido declarado oficial en 19026 y España acudió con un equipo de «amateurs», en el que destacaban Ciríaco, Quincoces, Bienzobas, Yermo, Luis Regueiro, promesas que luego se convirtieron en estrellas. 

Pero la mayor parte de las naciones fueron con sus mejores profesionales. España comenzó bien con un 7-1 sobre México, que también había convocado jugadores aficionados, pero Italia aguardaba en el siguiente duelo con sus mejores profesionales. 

Pese a ello, las Furias Rojas igualaron a uno. La dureza de los italianos dejó al equipo titular español diezmado por lo que para el desempate entraron cinco suplentes. Italia se impuso por 7-1. 

España no volvió a unos Juegos hasta México 1968. Las Furias derrotaron a Brasil por 1-0, a Nigeria por 3-0 e igualó con Japón sin goles. En cuartos, el anfitrión México frustró la proyección española con un triunfo por 2-0. 

Montreal 1967 registró otra decepción. El equipo de Kubala, con jugadores brillantes como Arconada, Olmo, San José, Juanito e Idígoras, perdió con Brasil (1-2) y con Alemania del Este (0-1), por lo que se vio obligado a hacer las maletas a toda prisa. 

Moscu 1980 vivió una desilusión similar. España igualó los tres duelos -a uno con Alemania del Este, a cero con Siria y a uno con Argelia- y vuelta a casa. 

Ausentes en Los Angeles 1984 y Seúl 1988, el retorno de las Furias a los Juegos no pudo tener mejor final en Barcelona 1992, donde la conquista del título devolvió a los españoles la confianza en una selección con la que, salvó la Eurocopa de 1964, sólo ofrecía disgustos. 

España derrotó a Polonia en la final por 3-2, al término de un torneo en el que había ido venciendo a Colombia, Egipto, Catar, Italia y Ghana. Abelardo y Kiko Narvaez (2) firmaron las dianas que otorgaron el oro olímpico al fútbol español, su mayor éxito internacional hasta la conquista del Mundial de Sudáfrica. 

Formaban parte de aquella selección estrellas como Santiago Cañizares, Pep Guardiola, Luis Enrique, Kiko Narvaez, Alfonso Pérez, Abelardo, Albert Ferrer, Mikel Lasa y José Emilio Amavisca, entre otros. 

En Atlanta 1996, todo iba bien hasta los cuartos de final cuando Argentina barrió a las Furias por 4-0, dos de Hernán Crespo, uno de Aranzábal en propia meta y otro del Piojo López. En ese partido, soportaron la derrota jugadores de la talla de Karanka, Roberto Fresnedoso, Iván De la Peña, Dani, Raúl, Oscar, Morientes. 

España recuperó el orgullo en Sidney 2000 con la segunda plata de la selección de fútbol. Y pudo ser el oro porque  se colocaron con un 2-0 (Xavi y Gabri) sobre Camerún en la final, pero se dejaron empatar, el primero de Iván Amaya en propia meta y el segundo de Samuel Eto'o. 

En la tanda de penaltis, a Amaya le tocó de nuevo la vara de la desgracia y falló el suyo. Camerún, liderado por Eto'o, se llevó el oro. Cuatro jugadores de España -Xavi Hernández, Carlos Marchena, Carles Puyol y Joan Capdevila- no podían imaginar que 10 años más tarde disfrutarían de la mejor revancha de su trayectoria futbolística con la selección al conquistar el Mundial de Sudáfrica. 

El balance olímpico es de 34 partidos jugados, de los que ganó 19, empató siete y perdió 8, con 56 goles a favor y 37 en contra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios