El seleccionador de balonmano, en la Facultad del Deporte

El seleccionador nacional de balonmano, Jordi Ribera, desgranó ayer en Granada las claves del triunfo de la selección española en el pasado Europeo durante una charla-coloquio ofrecida en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de Granada, tras estar presente en la concentración de una semana con sesenta jugadores juveniles de todo el país desarrollada en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada. "Nuestra selección transmite alegría, intensidad y emoción, y está formada por jugadores súper profesionales que están súper implicados", apuntó Ribera, quien tiene claro que "el éxito del grupo fue que sabía que podía hacerlo". Según el técnico, "el punto de inflexión" en el torneo continental fue una charla que mantuvo con los jugadores justo después de perder contra Eslovenia y antes del partido definitivo ante Alemania, en el que se jugaban el pase a las semifinales y añadió que "tras superar en semifinales a Francia el oro era una obsesión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios