El seleccionador se la devuelve a Florentino Pérez

Las maldades de Florentino Pérez son una herida abierta en el alma de Vicente del Bosque, que seis años después de su despido del Real Madrid advierte que los equipos "no se hacen sólo con grandes futbolistas, sino con otras cosas".

El seleccionador, de 58 años, fue despedido en junio de 2003 por Pérez, por entonces presidente, cargo que ocupa nuevamente . Aquello llegó horas después de que Del Bosque ganara su segunda Liga en cuatro años, que se sumaba a dos Ligas de Campeones y una Intercontinental, entre otros numerosos trofeos.

Del Bosque fue sustituido por el portugués Carlos Queiroz, un hombre más joven y de aspecto moderno y dinámico. El hoy entrenador de la selección española de fútbol no olvida que desde el entorno de Pérez se habló de su aspecto "antiguo" para justificar el despido. "Ésa fue un maldad de las que más dolido estoy, que no sé si provino del propio presidente o vino de la corte que lo rodeaba", señaló.

"Pero es que no se han quedado ahí, han seguido largando en privado. Tenemos conocimiento de que lo han hecho".

Del Bosque casi no deja terminar la frase cuando se le pregunta si se considera antiguo en algún sentido. "No, porque he estado trabajando muchos años en las categorías inferiores, eso te actualiza mucho. Ahora es imposible ser antiguo, porque antes la información para saber qué se hacía en Holanda, Rusia, Alemania o Inglaterra costaba mucho, pero ahora la tienes al día".

Jugador y hombre del Real Madrid de toda la vida, Del Bosque niega que alguna vez Pérez haya admitido como un error su despido. "No, no, no. Y tampoco tendría por qué admitirlo".

Del Bosque sí tiene un buen recuerdo de aquel grupo de galácticos que Florentino puso a sus órdenes. "Aquellos que son grandes jugadores son en general también buenas personas. No tuvimos ningún problema. Hay asuntos que pueden resultar difíciles para gestionar, pero la verdad es que tuvimos la ayuda de los jugadores".

Del Bosque se negó a dar consejos al nuevo entrenador blanco Manuel Pellegrini acerca de cómo tratar con Pérez y Valdano, pero elogió su figura. "Creo que es un hombre con personalidad y tendrá libertad para actuar solo. Le deseo lo mejor, me cae muy bien. Me parece un caballero, un hombre ideal para el Madrid".

De la ausencia de Raúl dijo que "el debate es futbolístico, porque él sigue jugando en el Real Madrid. Y si el Real Madrid tiene dos delanteros y uno de ellos es Raúl, ya es un dato objetivo. No sé si hemos cometido un error o no al no traerlo, pero hay que ser respetuosos con el pasado", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios