Todos se sintieron robados...o casi

  • La indignación va por barrios. Rabian los rojillos mientras los 'txuri urdin' no saben ni quién es el árbitro. Fútbol...

Lleva razón el galés Coleman, que no tiene ni por un asomo tanta gracia como Toshack, pero se le acerca. Dice el guiri que el árbitro de ayer es el mejor que han tenido hasta ahora en la Liga. Pues claro. Para sus intereses, desde luego que el mejor. Casi se diría que el de amarillo debe tener algún primo en la Real Sociedad, por aquello de la cercanía con el equipo visitante, riojano para más señas el trencilla. Y no, seguro que no se tomó ningún vino de su tierra, eso sí que no. El tipo estaba sobrio como un controlador de la T4. "¡Árbitro, tú eres amigo del alcalde!, le espetó uno indignado desde la grada, en referencia al (alcalde) de Granada, claro. Más de un 'txuri urdin' lo miró sin entender bien el chiste.

Se vino al fútbol mi compañero Álvaro, vasco vasquísimo de Mondragón, realista hasta la médula, pero por encima de todo, objetivo. "Hemos ganado, pero sin merecerlo", le escribe un SMS a su cuñada, aprovechando para darle la buena nueva. "Pues aquí no dicen eso", le responde la reseñada. Está claro, pienso yo, seguro que la prensa vasca no dice nada del árbitro. Me acuerdo entonces de otros partidos en los que el equipo contrario se ha visto perjudicado por el trencilla de turno y se me pasa un poco la indignación. Pero de nuevo me cabreo en el coche, volviendo hacia Granada, ante la inevitable tertulia con mis compañeros de viaje. Llego a la redacción y Ramón, el jefe, que ha bajado a Motril, ratifica mi visión. "Vaya robo", me dice. Lo dice el director. Pues amén.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios