Luis felipe ruiz. presidente del CD ramón y cajál

"Hemos tirado de casta y orgullo"

  • El dirigente destaca que el Raca ha sellado la permanencia en la categoría a pesar de las limitaciones presupuestarias, "lo que nos ha llevado a competir en inferioridad de condiciones"

El presidente del CD Raca, rodedado de varias componentes de los equipos de cantera que tiene el club colegial. El presidente del CD Raca, rodedado de varias componentes de los equipos de cantera que tiene el club colegial.

El presidente del CD Raca, rodedado de varias componentes de los equipos de cantera que tiene el club colegial. / fotos: álex cámara

El presidente del CD Raca llegó al cargó deprisa y corriendo en agosto del pasado año. Poco antes de su llegada, el primer equipo del club había podido cerrar el presupuesto para garantizar su presencia en la Liga Femenina 2 y justo cuando se estaba proyectando la temporada el anterior presidente, Alberto Pérez, dejó el cargo. Unos meses después, Luis Felipe, puede presumir de que el equipo que dirige Quique Gutiérrez ha logrado el complicado objetivo de la permanencia en la segunda categoría del baloncesto femenino nacional, todo un logro para una entidad que recientemente ha sido premiada por los periodistas deportivos de Granada como el mejor club de 2017.

-Misión cumplida y eso que aún no ha terminado la temporada.

-Pues sí, absolutamente reto cumplido. El objetivo desde el principio estaba bien marcado y no era otro que la permanencia en la Liga Femenina 2. Con un equipo novato en la categoría pues salvo nuestra jugadora extranjera ninguna había debutado o jugado en esta categoría. Por tanto, estamos muy satisfechos con el trabajo realizado. Todos estamos muy contentos.

-Por lo que dice, el objetivo se ha conseguido a pesar de que el Raca no estaba en igualdad de condiciones que el resto.

-Evidentemente que no lo estábamos. El presupuesto nos obligaba a contar únicamente con una extranjera en el equipo y así ha sido durante toda la temporada. Los planes iniciales quizá hubieran sido tener a dos, pero el presupuesto estaba limitado y finalmente hemos tirado de casta, de garra, de orgullo y de compañerismo para lograr el objetivo. Con todo esto hemos podido suplir esa inferioridad de condiciones con la que hemos competido ante el resto de clubes de la competición. Todo ha ido muy, pero que muy bien.

-¿Cómo califica la actuación de sus jugadoras?

-A nivel deportivo sin duda que de excepcional y a nivel de profesionalidad y compañerismo ha sido más que excepcional. Es decir, la confianza y el buen ambiente que se ha generado entre todas las jugadoras, la buena sintonía que ha habido con el entrenador y el resto del cuerpo técnico ha sido espectacular. Creo que éste ha sido, sobre todo, el secreto del éxito de haber certificado el mantenimiento de la categoría a falta de cuatro jornadas para la conclusión de la Liga.

-¿Cuál ha sido el peor momento de la temporada?

-Fue una racha negativa de resultados que acumulamos en la primera vuelta después de haber ganado los tres primeros partidos de liga de forma consecutiva. Luego, sumamos diez derrotas seguidas y eso fue lo más negativo pues se estaba compitiendo, de hecho no se dejó de competir en ningún momento y hubo partidos que estuvimos muy cerca de ganarlos, pero los resultados no acompañaron. Fue una nubarrón que tuvimos, pero al final se pudo salir adelante. También, no me quiero olvidar, en el apartado negativo están las muchas lesiones que hemos tenido a lo largo de la campaña. Desde jugadoras como Verónica que apenas ha debutado hasta Pilar que se ha incorporado a la competición hace escasas semanas debido a una grave lesión de rodilla que tuvo en agosto. Y hemos tenido más bajas durante la temporada. Es decir, las lesiones han sido una constante.

-¿Quizá una de las claves de la permanencia estuvo en esos tres triunfos consecutivos?.

-Fue un inicio de liga absolutamente arrollador. Estuvimos en los primeros puestos durante las cuatro o cinco primeras jornadas gracias a esas tres victorias seguidas, dos de ellas fuera de casa. Fue sorprendente y la verdad es que luego, según avanza la competición y las jornadas hemos visto que se ha competido en la mayoría de los partidos con lo que a lo mejor, eso de ganar esos tres primeros partidos no deja de ser una anécdota.

-Y detrás, un entrenador como Quique Gutiérrez.

-Con Quique todo ha sido perfecto desde el inicio. Yo no tengo ninguna queja, sino todo lo contrario. Ha sabido llevar al equipo de forma fantástica, me consta que las jugadoras están muy contentas con él y que ha habido una gran sintonía no sólo con Quique, sino con todo el cuerpo técnico, fisios… Como ya dije, uno de los secretos del éxito de este equipo es la buena relación que hay entre el cuerpo técnico y las jugadoras, a lo que hay que añadir la excepcional relación que hay con la junta directiva.

-A veces da la impresión de que en Granada no nos damos cuenta de la cantidad de buenos profesionales que hay y que, quizá, deberían ser más utilizados.

-La verdad es que sí. Granada es una ciudad de baloncesto y es cierto que hay mucha gente muy válida con la que se puede contar. Actualmente nosotros estamos muy contentos con lo que tenemos en casa y con ellos vamos a seguir intentando cimentar nuestros éxitos deportivos ya, sobre todo, de cara a la temporada que viene.

-Es importante tener una buena estructura de base para que este proyecto en la Liga Femenina 2 tenga futuro.

-El Raca es un club de cantera, de patio de colegio, como se suele decir. De hecho, muy buena parte de la plantilla del primer equipo ha pasado por las categorías inferiores del club. Es la base, sobre todo en equipos como el nuestro que está limitado presupuestariamente, pues es la forma de nutrir a la primera plantilla y en esta dirección estamos trabajando. Hay que destacar que nuestros equipos de cantera son los punteros a nivel femenino en la provincia de Granada. Así, ya tenemos a varios equipos clasificados para el Sector. En definitiva, la existencia de esta cantera importante que tenemos es la razón de ser de este club.

-A diferencia de la pasada temporada, la próxima se puede preparar con tiempo.

-Afortunadamente es así. Las circunstancias nos llevaron a que la pasada temporada todo fue muy precipitado, pues la empezamos a preparar prácticamente con el mes de agosto ya iniciado y todo fue muy complejo. Este año, gracias a Dios, desde primeros del mes de marzo tenemos la plaza en la Liga Femenina 2 consolidada deportivamente y tenemos muchos meses por delante para proyectar y pensar, incluso para ver en qué nos hemos podido equivocar, qué podemos mejorar y, en definitiva, ver lo que se puede hacer para tener una buena base para que la campaña que viene vaya al menos tan bien rodada como ésta… y si se puede dar un paso adelante, pues mucho mejor.

-Hablaba usted de la permanencia deportiva, pero ¿está asegurada económicamente la presencia del Raca en la Liga Femenina 2 la próxima temporada?

-En principio no tiene que haber obstáculo alguno. Al final todo es un tema presupuestario y durante estos meses vamos a tratar de consolidar los patrocinios que tenemos con las empresas e instituciones que nos han estado apoyando este año y trataremos de cerrar nuevos acuerdos para lo cual nos estamos moviendo desde hace tiempo. Esto no se para porque en ningún momento hemos dejado de trabajar para intentar tener, si cabe, un equipo mejor el año que viene. No obstante, puedo decir que la idea es contar con la mayor parte de las jugadoras porque estamos muy contentos de cómo ha ido la temporada.

-El año pasado, cuando está a punto de comenzar la temporada, el anterior presidente, Alberto Pérez, deja el cargo. ¿Qué le hace en ese momento dar el paso al frente de la noche a la mañana para acceder a la presidencia del club?

-Básicamente el cariño que se le tiene al club. Yo llevo aquí bastantes años, mis niños juegan en las categorías inferiores del club y al final es este cariño el que te mueve. Cuando se va Alberto fue un pequeño varapalo porque era una persona importantísima porque gestionaba todo lo relacionado con el Raca. En ese momento toda la junta directiva dimos un paso al frente y decidimos seguir adelante porque no se podía desaprovechar la oportunidad de tener un equipo en la Liga Femenina 2, algo que en Granada no se había disfrutado desde hace muchísimos años y, sobre todo, por más de 150 niñas de cantera que no podían quedarse sin un primer equipo al que aspirar a competir.

-Por esto es también justo reconocer la labor de Alberto Pérez durante las pasadas temporadas.

-Así es, es innegable. El hecho de este año tener al equipo en la Liga Femenina 2 es un éxito que buena parte hay que reconocérselo a Alberto porque es el que estuvo al frente de la junta directiva durante cuatro años. No se puede ocultar que él vivía para y por el Raca. Tuvo sus motivos para dejar el club en un momento complicado y los que estamos seguimos tirando del carro.

-El futuro del baloncesto femenino en Granada pasa por…

-Pasa por más apoyo de las instituciones y de las empresas. En definitiva somos indiscutiblemente el club de baloncesto femenino referente en Granada e incluso en Andalucía porque no hay otro que, salvo Almería, tenga un equipo en la Liga Femenina 2 y cuente con esta base de cantera como la que tenemos nosotros. El futuro pasa por seguir manteniendo las ayudas que hemos disfrutado este año y que se vayan incrementando; que las instituciones nos ayuden un poquito más si cabe. No es que tengamos queja alguna, pero siempre se puede hacer un poquito más. -Porque materia prima hay.

-Claro que la hay. En Granada se juega muy bien al baloncesto gracias a nuestros técnicos y educadores que en el día a día echan horas para que las niñas vayan creciendo poco a poco, se formen, adquieran hábitos deportivos y saludables, que es lo que en el fondo pretendemos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios