COVIRÁN GRANADA

Otra vez depende de sí mismo

  • El equipo granadino vuelve a encaramarse a lo más alto de la clasificación

Alo Marín es uno de los jugadores que atraviesa un buen momento. Alo Marín es uno de los jugadores que atraviesa un buen momento.

Alo Marín es uno de los jugadores que atraviesa un buen momento. / photographersport

No será por falta de oportunidades. De nuevo está el Covirán Granada al mando de la LEB Plata, lo que le permite mirar a la categoría de Oro de forma directa. La inesperada derrota de Alicante en su propia cancha ante Navarra ha aupado a los de Pablo Pin al liderato de la categoría, eso sí compartido con La Roda, la perfecta pareja de baile al tener los granadinos ganado el basket average. La compañía de Alicante es del todo indeseada porque, lo que son las cosas, el Covirán ha sido incapaz de doblegar a los levantinos en los dos encuentros en los que se han visto las caras esta temporada.

cinco

Está en sus manos, en la de todos los que conforman la plantilla del Covirán. Quedan cinco partidos para la conclusión de la liga regular. Sólo cinco partidos, pero todo un mundo. Hace poco más de una semana, Pablo Pin mostró su convencimiento de que si se ganaban los partidos que restaban el equipo ascendería. Entonces, se dependía de Alicante. Hoy, el panorama ha cambiado y lo que hay que intentar es que no cambie más. Cinco finales. Casi 'na', que diría el castizo, para conseguir todo.

a por todas

Está claro que hay que meter la directa hasta cruzar la línea de meta. No se puede bajar los brazos porque los tres aspirantes al título están en un pañuelo. El que se despiste puede palmarla. Eso sí, el Covirán es el que a día de hoy está mejor situado y para lograr el objetivo Pablo Pin tendrá que contar con todos sus efectivos. Hay jugadores llamados al tirar de carro como Eloy Almazán que no andan muy finos en los últimos partidos, pero también hay otros que sin tener tantos galones están en un buen momento. Es normal que no siempre se esté al mismo nivel, pero llegados a este punto las exigencias son máximas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios