Fórmula 1

La vista del juicio entre Ferrari y la FIA, el martes

  • La escudería italiana reclama su derecho a veto ante las reglas previstas para 2010

La vista por la supuesta lesión del derecho a veto de Ferrari por parte de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) será el martes ante un tribunal de París. La escudería italiana, que quiere frenar el polémico nuevo reglamento aprobado por la FIA para la temporada 2010 sobre el límite presupuestario voluntario, se remite a un acuerdo según el cual tiene derecho a ser consultada en caso de un cambio de reglamento.

"Hay un acuerdo contractual entre la FIA y Ferrari. Si ese acuerdo se incumple, debemos protegernos", afirma un portavoz de la marca italiana. Mientras, el presidente deportivo de Toyota, John Howett, apoya el paso de Ferrari en los tribunales, lo que muestra la lucha de poder entre la FIA y los equipos: "Desde Toyota comprendemos su posición y les secundamos", dijo Howett después de la infructuosa reunión celebrada entre los equipos y el presidente de la FIA, Max Mosley, el viernes. Con todo, el británico ya anticipó que en caso de derrota judicial ante Ferrari en los tribunales, recurrirá.

Ferrari, Renault, Toyota y Dietrich Mateschitz, propietario de Red Bull y Toro Rosso, así como BMW, de manera indirecta, han amenazado con su salida de la Fórmula 1 si las reglas no se cambian. El punto principal de fricción es el límite voluntario del presupuesto fijado en unos 40 millones de euros. Los equipos que se atengan a él tendrán ventajas técnicas que otorgarían una ventaja de hasta dos segundos por vuelta, generando dos categorías de monoplazas. Por otro lado, está la imperiosa necesidad de ahorrar ante la crisis para asegurar el futuro de la competición.

Ferrari es el único equipo presente en la Fórmula 1 desde el comienzo del campeonato del mundo en 1950. "No podemos entrar en detalle con respecto al veto, pero para nosotros la Fórmula 1 lo es todo, es nuestra vida", afirma el jefe de la escudería, Stefano Domenicali.

Según The Times, Mosley ha dado a los equipos siete días para presentar su contra proyecto, mientras que las escuderías pidieron dos semanas. El plazo de inscripción de coches para la próxima temporada concluye el 29 de mayo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios