Alestis engorda el contrato logrado para el jet de Embraer

  • El grupo andaluz fabricará, además de la cola del avión, parte del morro, la panza y las alas del aparato · La presencia andaluza en Le Bourget se reduce a causa de la crisis

Comentarios 2

Para Alestis parece no haber crisis. El recién creado grupo aeronáutico andaluz, liderado accionarialmente por la Junta e industrialmente por Alcor, capea con soltura el temporal y acumula en su zurrón una cartera de contratos que ya quisieran para sí firmas del sector mucho más longevas y consolidadas. Un catálogo de pedidos que cuenta con joyas como la belly fairing (panza) y el cono de cola del A350 de Airbus, o la cola del jet de negocios Phenom 100 de Embraer. Una lista de encargos que, sin embargo, no se queda ahí, ya que el consorcio ha logrado engrosarla con una última adjudicación: la fabricación de piezas del morro, la panza y las alas del aparato para ejecutivos del fabricante brasileño.

Alestis, que asiste en estos días a su puesta de largo internacional en el marco del Salón Aeronáutico de Le Bourget (París), consolida, así, su estrategia de diversificación de clientes con la suma de los nuevos paquetes de Embraer, ya que, hasta ahora sólo trabajaba para la europea Airbus. La ingeniería y parte de la fabricación del Phenom 100 se hará en Andalucía, mientras que el montaje se llevará a cabo en las instalaciones de SK10 -filial de Alcor- en Brasil. Lo que no ha trascendido es el montante del acuerdo, pero según responsables de Alestis, este jet de negocios de gama asequible tiene un gran futuro por delante. Sólo en su lanzamiento ya contó con más de 800 pedidos.

Esta boyante situación de Alestis contrasta, sin embargo, con el escenario internacional de crisis del sector aeronáutico. Un panorama que se refleja a la perfección en el considerable descenso de empresas andaluzas que asisten a Le Bourget. La feria, que se celebra del 15 al 21 de junio, cuenta con la presencia de tan sólo cinco firmas de la región, mientras que, en 2007, la cifra superó la quincena. Asimismo, ésta es la primera ocasión en la que las enseñas se agrupan en el pabellón de España y no lo hacen en uno independiente para Andalucía.

"La asistencia a este evento se cerró con mucho tiempo de antelación, en octubre de 2007; si se hubiese producido posteriormente, quizá hubiesen caído incluso más compañías", indica Javier Domínguez, técnico de Extenda.

Alestis, Navair, Aerosertec, Sofitec y UMI -resultado de la unión de Meupe e Inespasa- conforman la avanzadilla andaluza. Entre todas ocupan un espacio de 130 metros cuadrados, "una superficie superior a la de otros años", dice, quizá por la presencia de Alestis, que acapara 50 metros cuadrados ella sola.

Navair ya va por su cuarta feria -se celebran cada dos ejercicios- y su presidente, Alberto Simón, estima que la ubicación "es peor a la de otros años". De ahí que se planteen hacerse un hueco en el pabellón de los grandes fabricantes de componentes de cara a 2011. "Tenemos envergadura por nivel de facturación y por filiales como para dar el salto", asegura Simón. Con una inversión de 30.000 euros en el salón, Simón asegura que "habrá merecido la pena venir si conseguimos un solo cliente, mientras que lograr dos sería todo un logro".

Para UMI, sin embargo, la unión de todas las empresas en el pabellón de España "es beneficiosa, ya que transmite una única imagen de la industria aeronáutica del país, en palabras de Javier Freire, responsable del departamento Comercial de Inespasa. Su objetivo en el actual salón es encontrar nuevos clientes del entorno internacional, fuera del círculo de EADS y Airbus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios