Andalucía recibirá de Bruselas 1.881 millones para el desarrollo rural

  • Agricultura pone un marcha un plan que durará hasta 2015 y que supondrá una inversión total de 5.630 millones en el campo

Comentarios 1

El 80% de la población española vive en ciudades. El medio rural está cada vez menos habitado, y basta un dato para visualizar este hecho: en más de la mitad del territorio nacional vive solamente el 5% del censo. El fenómeno es extrapolable a toda Europa.

En 2007, Bruselas inició un nuevo ciclo de inversión en el medio rural, con un plan de 63.000 millones de euros que en principio durará hasta 2013, y cuyo objetivo es precisamente fomentar el desarrollo rural para fijar la población y así vertebrar el territorio. En España, el desarrollo de este programa estaba pendiente de la coordinación entre las comunidades autónomas, con planes propios, y el Estado, que establecería el marco de actuación.

Pues bien, es ahora cuando comienza a arrancar, sin que ello suponga menos fondos, ya que se alargaría hasta 2015. Su aplicación beneficiará a toda España con 7.200 millones y a Andalucía con 1.881, a lo que hay que sumar la cofinanciación de los proyectos concretos: parte del dinero lo pone la UE, y sale de esos 1.881 millones, y otra el Estado o autonomía en cuestión. Si sumamos a ello la inversión privada y la financiación adicional, la cifra se eleva a los 5.630 millones.

La idea es descentralizar al máximo esa inversión, y ahí juegan un papel los Grupos de Desarrollo Rural, entidades sin ánimo de lucro en las que participan empresas, agentes sociales y administraciones públicas. En Andalucía hay 52 y desde ayer ya pueden presentar a la Consejería de Agricultura, en el plazo de un mes, los proyectos concretos para desarrollar una comarca. Como afirmó ayer la consejera de Agricultura, Clara Aguilera, en la inauguración en Sevilla del Foro Internacional de Cooperación en Desarrollo Rural (Ficoder) la ventanilla ya está abierta. La Junta va a liberar 516 millones para este fin. Y la filosofía, en principio, es que los incentivos a los proyectos de los grupos sean sobre todo para la diversificación de actividades. La Administración se ocupará más directamente del impulso de la competitividad, del patrimonio y del medio ambiente. Otra parte del dinero irá a los grupos de cooperación, que marcarán las actuaciones de colaboración a nivel regional, nacional e incluso internacional. En el segundo semestre Agricultura lanzará una orden de ayudas en este sentido, y también habrá otras dos relacionadas con políticas de juventud y de género, éstas con financiación adicional. El puzle se completará con un observatorio que evaluará estás políticas.

Habrá fondos suplementarios, como por ejemplo los derivados del chequeo médico de la PAC. Un porcentaje del dinero de la Política Agraria Común que va a los agricultores (en torno al 10%) se empleará indirectamente en el sector primario. Así, Andalucía tendrá a su disposición 58 millones en 2009 para inversiones en modernización de regadíos, formación de nuevos agricultores, mejora de explotaciones y apoyo a la agroindustria. También se reforzarán las políticas relacionadas con la lucha contra el cambio climático y la protección de la biodiversidad. La Junta de Andalucía debe de presentar su programa de actuaciones en Bruselas antes del 15 de julio.

Otra inyección económica vendrá del plan europeo de reactivación económica, nacido por la crisis y dotado con 1.020 millones para toda Europa. Irá para las políticas mencionadas y también para el desarrollo de la banda ancha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios