Andalucía reconoce a sus diez primeros Maestros Artesanos

  • La distinción pretende destacar la labor de mantenimiento de sus oficios, su experiencia profesional o la promoción de sus actividades en áreas tan tradicionales como la cerámica, el bordado o la guarnicionería

Comentarios 3

El pasado 9 de mayo la Comisión de Artesanía de Andalucía culminaba el proceso de ratificación de los primeros nombramientos de Maestros Artesanos de Andalucía. Una distinción que ha recaído en un total de diez profesionales artesanos andaluces, siete hombres y tres mujeres, a los que se ha reconocido su labor de mantenimiento de sus oficios, su experiencia profesional o la promoción de sus actividades, entre otros méritos.

Entre los primeros Maestros Artesanos se encuentran auténticos eruditos de los oficios artesanales más antiguos, repartidos por distintos puntos de la geografía andaluza. Concretamente, la provincia de Málaga aglutina tres de estos diez nombramientos, seguida de Sevilla, Jaén y Huelva (con dos cada una) y Granada, con uno.

En la capital de la Costa del Sol se ha distinguido la trayectoria de José Ángel Chacón Tenllado, un prestigioso luthier que tras doce años de trayectoria profesional en Italia, se asentó en Málaga, donde combina el trabajo en su taller con la difusión de sus conocimientos.

También en la misma ciudad se encuentra Juan Rosendo Rodríguez Romero (conocido como Juan Rosén), que inició su carrera como bordador en el año 1979. Entre sus trabajos más destacados se encuentra la restauración del bordado del palio de la Virgen del Rosario en sus Misterios Dolorosos.

Completa la terna malagueña Montserrat Puñet Terrado, artesana en vidrieras que siempre ha demostrado su interés por innovar e investigar dentro del marco de la artesanía, invirtiendo en formación y desarrollando una interesante labor de investigación a nivel de artesanía en vidrio respecto a la cultura árabe.

Por su parte, la ciudad de Huelva tiene el honor de contar entre sus vecinos con dos maestros de la artesanía, representados en la persona de José Manuel Domínguez Rite y Antonio José López Sánchez. El primero de ellos es un reconocido profesional de la guarnicionería, cuyo oficio viene desarrollándose durante tres generaciones en su familia, contribuyendo a que no desaparezca o se extinga esta actividad. El segundo, López Sánchez, es la quinta generación de su familia dedicada a la recuperación del oficio de creador de Balanzas Romanas, una de las actividades artesanales en riesgo de extinción.

Otra de las parejas reconocidas con esta distinción proviene de Jaén, provincia en la que desarrolla su actividad Juan Martínez Villacañas, experto ceramista-alfarero conocido como Tito, que en la década de los años setenta mantuvo la actividad alfarera en Úbeda (su pueblo natal), despojando a esta actividad de todo carácter industrial.

Junto a Tito, el otro jiennense es Francisco Luis Martos Sánchez, artesano especializado y dedicado en exclusiva al oficio de artesonado mudéjar. En su valía personal cabe destacar la influencia de su actividad sobre la conservación del patrimonio cultural de Andalucía.

En Granada, la Comisión de Artesanía de Andalucía ha reconocido la labor de la ceramista Fátima Quesada de la Cuesta, que desde 1983 viene desarrollando una intensa labor creativa en su propio taller, aunque sin olvidar su inquietud permanente por el estudio ni dejar nunca de lado su labor investigadora.

Completan la lista, dos profesionales ubicados en Sevilla. El primero de ellos es Miguel Ángel Balmaseda Rosa, especialista en artesonado, actividad que comenzó a desarrollar a la edad de los nueve años con su formación en el taller de su padre.

Para terminar, y también en Sevilla nos encontramos con Margaret de Arcos Rus, artesana de la estampación textil desde 1995, año de apertura de su primer taller. Ha realizado, entre otros trabajos, reproducciones de las obras de artistas como Julio Romero o de Velázquez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios