Ángel Rojo: "Las medidas contra la crisis se han tomado un poco tarde"

  • El ex gobernador del Banco de España calcula que la crisis empezará a "ceder" en 2010 y la economía "levantará cabeza" en 2011.

Luis Ángel Rojo, gobernador del Banco de España entre 1992 y 2001 -con gobiernos tanto socialistas como del PP- considera que las medidas contra la crisis adoptadas en España son correctas pero se han tomado "un poco tarde". 

En una entrevista, Rojo calcula que la crisis empezará a "ceder" en 2010 y la economía "levantará cabeza" en 2011, y recomienda como medidas a tomar la inyección de liquidez a las empresas para que intenten recuperarse y el aumento del gasto público por parte de los gobiernos, para "tratar de reforzar su actuación en el ámbito económico". 

Señala que la política económica del Gobierno socialista "no está mal, pero ha sido tardía" y, aunque cree necesario que la UE busque soluciones conjuntas, lo ve "casi imposible". 

Además cree que el Fondo Monetario Internacional no ha cumplido su papel, porque es una entidad "demasiado lejana y demasiado grande", y con intereses muy distintos de los de la mayor parte de nuestros países (europeos)". 

En su opinión, será necesario mantener los tipos de interés bajos durante "muchísimo tiempo" debido a la mala situación económica. 

No obstante, señala que esa misma política monetaria duró demasiado tiempo en años precedentes y, aunque favoreció la expansión en países como España, Grecia, Italia o Portugal, también corría el riesgo de ponerlos en "serias dificultades", como así ha sido. 

Asegura en cualquier caso que si España no hubiera estado en el euro "habríamos tenido graves dificultades para pasar esta situación" sin al menos "cuatro o cinco devaluaciones" de la peseta. 

El ex gobernador, que en sus años en el cargo defendió el aumento de las provisiones bancarias y del control financiero, agrega que estas medidas han tenido unos efectos "absolutamente" beneficiosos para el sistema, como lo demuestra el hecho de que España es uno de los pocos países que está afrontando esta etapa con una "cierta tranquilidad bancaria". 

"Nuestra banca hasta ahora se ha comportado muy bien. Unos bancos menos, pero bueno", añade Rojo. 

Finalmente, Rojo defiende la autonomía que debe tener el gobernador del Banco de España, y preguntado por la polémica que han generado algunas de las declaraciones del actual titular de este cargo, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, señala que "pueden gustar a unos y otros estar en desacuerdo, pero ha podido decirlas y ha tenido influencia para decirlas, y eso ya es importante". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios