Argentina acusa a Repsol de "canibalizar" YPF

  • El Gobierno de Kirchner asegura que la petrolera tenía planes "confidenciales" de "vaciar" los recursos de su filial para expandirse como multinacional.

Comentarios 5

El Gobierno argentino afirmó este viernes que Repsol tenía planes de "vaciamiento" y "uso irracional" de los recursos en la petrolera YPF, que fue expropiada en abril pasado al grupo español. "Hemos visto planes confidenciales para el futuro, y esto iba a hacer todavía más daño, iba a configurar una figura que he llamado vaciamiento con uso irracional de los recursos", dijo el viceministro de Economía, Axel Kicillof, al presentar un informe de los interventores del Estado tras la expropiación de las acciones del grupo español Repsol. "Todo eso hemos encontrado cuando abrimos los archivos secretos de la compañía", agregó Kicillof, en vísperas de la junta de accionistas de YPF convocada para el próximo día 4.

El viceministro argentino afirmó que Repsol redujo progresivamente la producción de gas y petróleo y tenía planes para profundizar en esta estrategia mientras utilizaba sus beneficios para expandirse como grupo internacional. "Repsol se internacionaliza sobre las costillas de YPF", sostuvo el alto cargo, que acusó al grupo español de "canibalizar" y "jibarizar" la petrolera, así como de "maltratar" los recursos naturales y los yacimientos argentinos. "Compran YPF, se llevan la plata y dicen nos tenemos que ir de Argentina, y después empiezan a vender parte de sus participaciones en YPF, una vez que la han canibalizado", insistió.

"Las ganancias eran jugosísimas", agregó Kicillof, convencido de que "esta gente estaba de salida, se había sobreendeudado", pero añadió que el Gobierno actuó "a tiempo" y "afortunadamente es una empresa tan grande, tan sólida, con tanto potencial, que para nosotros no va a ser un problema". "Repsol dejó de explorar, no sé a qué se dedicaba esa empresa, no era una petrolera, era otra cosa. Era un negocio financiero de ganancias fáciles para llevárselas al exterior", insistió.

El Gobierno argentino expropió a Repsol el 51% de las acciones en YPF, con lo que la petrolera, que controlaba un 57% del capital de la argentina, mantuvo un 6%, al que ha acumulado otro 6 % a finales de mayo al tener los derechos políticos del grupo Petersen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios