El BBVA, dispuesto a participar en el 'banco malo' con activos o con capital

  • Francisco González se muestra dispuesto a admitir activos problemáticos o a poner capital e insta al Gobierno a pedir ayuda "cuanto antes".

Comentarios 2

El presidente de BBVA, Francisco González, ha asegurado que su entidad está abierta a participar en el banco malo que impulsa el Gobierno, ya sea traspasando activos problemáticos o poniendo capital, lo que les convertiría en socios del proyecto. "Estamos dispuestos a hacerlo en beneficio del banco y de nuestro país" como posiblemente lo estarán otras entidades, ya que, en su opinión, el capital internacional no va a entrar fácilmente en el accionariado del banco malo.

Esto se justifica porque la percepción que tienen de España y los precios de los activos inmobiliarios en el exterior es peor que la realidad, aunque ha incidido en que antes de que la gran banca española decida si participa hay que aclarar algunos interrogantes. Entre ellos, el precio al que se traspasan los activos al banco malo y quiénes van a ser los accionistas y gestores de esa sociedad.

Además, el banquero ha augurado que en un año el sector financiero español estará formado por diez u once entidades, encabezadas por dos grandes y dos o tres medianas que en el futuro podrían seguir consolidándose. Y para llegar a esa cifra, "inevitablemente" BBVA comprará alguna otra entidad, ha admitido González, quien defiende que el sistema financiero español esté "dominado" por entidades sólidas. Por eso, ha pedido que desaparezcan las que no son viables y se diferencie entre los grandes bancos sanos y una parte menor del sistema, que es en la que recaerán las mayores necesidades de capital.

A falta de una semana para que se conozca de forma desglosada el déficit de capital de las entidades españolas para soportar escenarios de estrés, González ha dado por buena la estimación de los 60.000 millones. Si toda esa cantidad se tuviera que pedir al Estado, la cifra aportada al final por el erario para sanear el sistema financiero español estará entre los 75 y 80.000 millones, ya que en esa cantidad incluye la que el FROB ya aportó en el pasado.

Insta al Gobierno a pedir ayuda "cuanto antes" si es posible

Francisco González ha instado al Gobierno a que pida ayuda "cuanto antes mejor" y "siempre que sea posible" mediante una línea preventiva de crédito o financiación, que ni siquiera se tendrá que utilizar. El banquero ha rechazado tajantemente la posibilidad de que España sea rescatada como lo han sido otros países y ha apostado por una línea preventiva de crédito. Si el Gobierno decide ir por ese camino y reclama dicha línea, González ha augurado que ni siquiera tendrá que recurrir a ella porque la petición abrirá las puertas a que el Banco Central Europeo (BCE) compre deuda, lo que a su vez, permitirá a España emitir deuda a precios más bajos.

En cuanto a las consecuencias que podría tener para el país solicitar este tipo de ayuda, el presidente del BBVA ha restado importancia con el argumento de que el 90% de las condiciones que se podrían exigir ya se han puesto en marcha por el Gobierno en sus poco más de ocho meses en La Moncloa. Por eso, ante la atenta mirada de grandes empresarios y del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha elogiado las medidas aprobadas por el Ejecutivo, pues cree que "van en la buena dirección" y permitirán que la recuperación llegue en 2014.

Según las previsiones del banco, la economía española se contraerá un 1,5% en 2012 y entre un 0,5 y un 0,7% en 2013, para empezar a crecer en el ejercicio siguiente y conseguir que España esté en diez años en una posición mejor que la de otros países europeos que ahora están bien. En su opinión, existe la oportunidad de construir una nueva España "económicamente mucho más potente y sostenible", pero ha advertido de que para lograrlo será imprescindible estabilizar las cuentas públicas y apostar por una mayor austeridad. "Hay que pasar por este camino", ha reiterado, aunque con ello la renta por habitante de los españoles siga cayendo durante la crisis. Cumplir los objetivos de déficit fiscal es "vital" para la recuperación económica de un país con gran potencial, con fuentes de crecimiento diversificada y con un Gobierno con "amplio respaldo" y voluntad para hacer lo que haga falta para sacar adelante a España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios