El BCE mantiene los tipos de interés en el 0,75%

  • La institución no altera su política y mantiene otro mes la rentabilidad del euro en su mínimo histórico.

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) mantuvo este jueves los tipos de interés rectores en la zona del euro en el mínimo histórico del 0,75%. La institución europea informó en Fráncfort de que también dejó inalterada la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos durante un día, en el 1,5%, y la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 0%.

La reunión de este jueves ha estado copada con otros asuntos como el nuevo programa de compra de deuda soberana de países con problemas, por lo que el recorte de tipos de interés que se preveía desde hace tiempo ha sido aplazado, dijo el analista de Commerzbank Michael Schubert. El BCE reducirá el precio del dinero de nuevo en el cuarto trimestre del año, según Schubert.

Además, el BCE ha dicho en varias ocasiones que no funciona el mecanismo de transmisión de la política monetaria y por ello el recorte de los tipos de interés de julio no ha llegado a la economía real en algunos países como España e Italia. La entidad monetaria europea dará a conocer  también sus nuevas proyecciones macroeconómicas de crecimiento e inflación de la zona del euro. Los expertos prevén que el BCE revisará a la baja sus pronósticos de crecimiento.

La reunión del consejo de gobierno del BCE coincide con la visita al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, de la canciller alemana, Angela Merkel, en el Palacio de la Moncloa para recabar su respaldo al proceso de reformas. En las últimas jornadas han circulado rumores de que el BCE esterilizará la compra de bonos, como hizo en el primer programa, y que renunciará a su estatus de acreedor preferente, algo que no ocurrió en el proceso de reestructuración de la deuda de Grecia.

Además, a diferencia con el primer programa, el BCE no establecerá límites en el volumen de compra de deuda soberana. Asimismo los mercados prestarán gran atención a las condiciones que va a establecer el BCE para comprar la deuda soberana de los países con problemas, el punto más controvertido del programa.

La entidad monetaria europea introdujo el primer programa de compra de bonos en mayo de 2010 para ayudar a Grecia y lo reactivó en agosto del año pasado para ayudar a España e Italia, que estaban siendo fuertemente penalizadas en el mercado.

Este programa fue el motivo de la dimisión del entonces presidente del Bundesbank, Axel Weber, y del antiguo economista jefe del BCE, el también alemán Jürgen Stark. El actual presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, también se opone a que el BCE compre deuda soberana y, según el diario alemán "Bild", ha estudiado la posibilidad de dimitir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios