El Banco de España augura que el precio de la vivienda seguirá cayendo hasta 2013

  • El precio real de las casas ha bajado un 20% desde 2008 y podría continuar descendiendo hasta un 10% adicional en los próximos dos años.

Comentarios 20

Lo peor de la crisis económica aún no ha pasado para el mercado inmobiliario español. El Banco de España augura nuevas caídas en el precio de la vivienda en nuestro país que se situaría en el entorno del 10% hasta principios de 2013. Durante su intervención en la Conferencia Inmobiliaria de Madrid 2011, jornadas que anteceden al Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA), la principal cita del sector, que comienza este jueves y se celebrará hasta el domingo, Malo de Molina aseguró que "el grueso del ajuste ya está hecho", aunque advirtió de nuevos ajustes. El director del Servicio de Estudios del Banco de España aseguró que de la crisis hay que "sacar lecciones" y generar un mercado de alquiler "más fuerte y más potente", al tiempo que se "repiensan" los mecanismos de financiación de los ayuntamientos.

El director general del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, ha afirmado que el precio real de la vivienda ha caído un 20% desde sus máximos en el primer trimestre de 2008 y ha avanzado que aún podría descender un 10% adicional hasta finales de 2012 y principios de 2013, completando así un ajuste del 30% desde el inicio de la crisis. "Aún queda un recorrido en el ajuste de precios", ha afirmado durante en su intervención durante la Conferencia Inmobiliaria de Madrid 2011, antesala del Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA).

El Banco de España ya había advertido de que el retroceso del precio de la vivienda libre puede ganar en intensidad este año, tras moderarse en 2010. El fin de la deducción por compra de vivienda en el IRPF y la subida del IVA animaron a anticipar muchas compras el año pasado para lograr un mejor tratamiento fiscal. Eso explica que la caída fuera sensiblemente menor que en 2009 (-4% frente a -7,5%). Y también que, el supervisor del sector financiero diera por hecho que en 2011 el precio de la vivienda volverá a bajar con fuerza para compensar la eliminación de la ventaja fiscal y atraer a nuevos compradores. Lo que no había precisado es que también espera caídas de precios para 2012.

Según ha explicado Malo de Molina "podríamos estar llegando al final del ajuste de cantidades", ya que se ha pasado de ritmos de producción de 750.000 viviendas al año durante el 'boom' a entre 90.000 y 100.000 inmuebles. Teniendo en cuenta que históricamente los ajustes del 'ladrillo' en España se realiza en este ámbito, supondría que "el grueso (del ajuste) está hecho".

Tomando las cifras que las autoridades europeas han aplicado en los test de estrés, Malo de Molina ha dicho que aún existe una horquilla de stock de viviendas sin vender que oscilaría entre las 800.000 y el 1,1 millones de inmuebles, lo que "sigue ejerciendo presión" sobre los precios.

Así pues, el Banco de España sostiene que "queda un recorrido en el ajuste de precios" que se prolongará hasta finales de 2012 o principios de 2013, hasta un ajuste total de hasta el 30%. Además, ha dicho que en el caso del suelo, el descenso de los precios es ya del 30% en términos reales y que alcanzará al final del periodo el 45% o el 50%.

Mercado del alquiler más fuerte

El director del Servicio de Estudios del Banco de España ha señalado "que no basta con hacer la digestión" de estos excesos para asegurar el buen funcionamiento del sector inmobiliario, sino que "hay que sacar lecciones para que no se vuelvan a repetir".

En su opinión, es necesario generar un mercado del alquiler "más fuerte y más potente" y ha afirmado que "hay mucho que hacer en los planos fiscal y regulatorio". Además, apostó por "mejorar sustancialmente la información estadística", así como por "repensar" los mecanismos de financiación de los ayuntamientos.

Por otro lado, Malo de Molina insistió en que sería preciso introducir mayor flexibilidad laboral y salarial para permitir que otros sectores de la economía den un "relevo" al inmobiliario en la creación de empleo y de riqueza. "La clave estará en la capacidad de ajuste flexible de la economía", ha añadido. En este sentido, afirmó que es necesario que haya flexibilidad laboral y explicado que existen "rigideces" en el ámbito salarial que plantean "dificultades" para que el resto de los sectores "amortigüen" el ajuste en el sector inmobiliario.

Asimismo, Malo de Molina ha afirmado que "la salida de la crisis sigue siendo muy complicada" por la coincidencia de la crisis de la deuda soberana y la "digestión" de los desequilibrios internos, especialmente el desapalancamiento progresivo de las empresas, las familias y el sector financiero, con lo que, a corto plazo, se espera que la recuperación económica sea "gradual" con "débiles crecimientos". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios